Top menu

Buceando en Islas Fiyi

Cuando planeamos este corto viaje nuestra prioridad era bucear la mayor parte del tiempo, queríamos elegir la isla que mejor buceo tuviera.

Una de las opciones mas interesantes era la isla Taveuni que posee arrecifes únicos en el mundo, la cuestión con este lugar es que es muy  costoso llegar y no se justificaba como para estar tan pocos días. Otra opción era Beqa, un buen lugar para vivir una experiencia interesante con tiburones, mas específicamente, alimentarlos. El plan inicial era hacer ambas islas, pero en siete días y con un presupuesto ajustado no era posible. Así que seguimos buscando otras opciones en otras islas que forman Fiji, y fue después de tanto buscar que encontramos en internet un paquete de 10 buceos en 4 días, con estadía 3 noches de estadía y comida incluida en Ratu Kini Backpackers Dive Resort en Mana Island a un muy buen precio. Revisamos cuales eran los sitios de buceo de esa isla, y nos parecieron interesantes. Además, cerca de Mana Island, teníamos otras islas para visitar cuando termináramos nuestros buceos. Así que hacia allí fuimos…

Llegamos a la isla alrededor de las  5 de la tarde, luego de hacer el check-in en el hostel, charlamos con  un señor llamado “Joe” (fijiano), quien seria nuestro guía de buceo los 4 días que nos esperaban bajo el mar.  Después de haberle mostrado nuestras certificaciones de buceo, reservar nuestro equipo  y en mi caso, intentar entenderle en que horario comenzaríamos a bucear al día siguiente (entre mi ingles y el suyo estábamos complicados), acordamos hacer 3 buceos por día, dos a la mañana (empezando a las 8:30) y uno a la tarde (a las 2 de la tarde).  Esto cumplía con lo que queríamos, estar bastantes ocupados bajo el mar los siguientes  cuatro días.

Cuando uno va a bucear, según mi experiencia desde que empecé a hacerlo, generalmente se encuentra con gente con muy buen humor, divertida y alegre. Esto no solo esta bueno para sentirse en buena compañía, sino que también hace mas grato y relajado el buceo. El buceo para mi, no solo se trata de hacer las cosas con seriedad a la hora de equiparse y bucear, sino también de pasarla bien y divertirse de la forma mas segura bajo el mar.

Cuando conocimos a “Joe”, nos topamos con una persona seria, de pocas palabras, y con cara de: “¡uff¡  ¿10 buceos van a hacer? Tan tranquilo que estaba yo en este sillón”, pero una vez mas la vida confirma que las apariencias engañan… Resulta, que Joe parece un hombre serio y callado, pero cuando se pone su traje de neoprene y se sube a la lancha, se transforma en una persona alegre y chistosa, siempre sin perder su seriedad.

Comenzábamos a prepararnos para bucear a las 8am. Después de un poderoso desayuno, nos encontrábamos con Joe, quien nos presentaba el lugar que visitaríamos y cual era el plan de buceo (cuantos metros descenderíamos, el recorrido que haríamos, tiempo promedio, etc). Después de que cada uno armaba su equipo y lo testeaba, nos subíamos a la lancha que  nos transportaba a cada sitio de buceo.  Entre los dos buceos de la mañana, “Joe”, nos obligaba a dormir una siesta para que estemos con energía para el próximo buceo. Así, bajo el sol ardiente de Fiji y en la pequeña lancha, nos acostábamos Joe, Álvaro, el capitán, y yo,  y dormíamos lo que podíamos…

Lugares de Buceos que visitamos

La calidad de los buceos fueron aumentando de a poco, cada buceo iba siendo mas interesante y mas bello que el anterior.

Los sitios que visitamos fueron los siguientes: “Joe Pinacle” (nose porque pero estamos seguros que este lugar lo improviso “Joe”…), Simis Reef (no es conocido, solo es el nombre del capitan de la lancha), Seven Sisters, Bird Rock, Yadua Pinnacle, Image, Barrel Head y el famoso Supermarket North y South.

En estos lugares, vimos una gran variedad de especies de peces, tortugas, grandes paredes de corales, y unos cuantos tiburones…

Sin duda de todos los lugares que visitamos el mejor fue Supermarket, que es donde mas tiburones, especies de peces, donas de coral y una excelente visibilidad hubo.

 

 

Primer encuentro con tiburones

Cuando averiguamos que fauna se venía comúnmente bajo el mar en Fiji, lo primero que queríamos saber es si había muchos tiburones, y el resultado fue: Si.

Comúnmente para la gran mayoría de las personas, decir ¡tiburón! en el mar, es como decir ¡bomba! en un avión. Pero, cuando uno comienza a charlar con gente que bucea, tiburón es algo que todos quieren ver cuando se sumergen.  Nosotros, no solo que nunca habíamos tenido un encuentro cercano con uno, sino que acarreábamos, como muchos, con nuestras mentes contaminadas por las clásicas películas de Hollywood. Nos encontrábamos entre estos dos grupos de personas, las temerosas cuasi dramáticas que hacen chistes todo el tiempo y entre las que confían que un tiburón no ataca por atacar, pero, por las dudas ya habíamos leído 1000 artículos de que cosas no hacer si te encontras con uno…

Hasta nuestros dos primeros buceos, no habíamos visto ningún tiburón. Queríamos pasar de una vez por todas el stress del primer encuentro y saber que todo iba a estar bien, o bien, volver sin una pierna (con suerte) de una vez por todas. Pero nada sucedía…. Personalmente prefería ver a un tiburón mientras buceaba ya que me sentía mucho más segura y no nadando ni haciendo snorkel…

El primer día, después de bucear, decidimos ir a hacer snorkel para tomar mas fotos a corales, algas marinas y otros pequeños peces que no pudimos ver buceando, en Sunset Beach.  Entramos al mar por la playa, donde todo el mundo lo hace, nadamos un poco y no veíamos nada interesante, así que tras la insistencia de Álvaro, decidimos ir a otra zona, por donde entrabamos al agua saltando desde unas rocas y así encontrarnos directamente en la profundidad. Estaba muy preocupada e inquieta por varias razones: porque me había costado llegar a esas rocas, el piso estaba muy resbaladizo, el agua chocaba contra las piedras, no me gusta hacer mucho snorkel (aunque me encante bucear) y menos cuando somos solo dos personas en el medio de la nada. La razón mas importante de mi molestia, era que si me tiraba de esas rocas no iba a tener idea de como iba a salir del mar por el mismo lugar. Sin embargo, Álvaro sin estar tan preocupado se tiro al agua, vio un fondo increíble para fotografiar, y me mostro como entrar y salir del agua unas cuantas veces  para que me quede tranquila. Ya estaba ahí, así que sin estar del todo convencida,  me puse la mascara, las aletas (las clásicas “patas de rana”), agarre la cámara y me tire. El agua estaba calma, la profundad era de unos  3mt aproximado y habían muchas especies de peces y corales para disfrutar. Fui perdiendo el temor y de a poco, me iba alejando mas de las rocas y adentrando mas al océano…  Todo era calmo y dulce, yo filmaba los pececitos de colores y la vida me sonreía hasta que escuché el grito de alguien, la única persona que estaba ahí…

Alvaro – “Laura vamos!!!”  (y salió nadando rápido para las rocas)

Yo… – ¿¿¿¿“Eeeeeh”????  La p%&$ que los pario! (yo a 10mt de las rocas, con un nivel de natación : “cornalito llegando a pejerrey” no necesite mas explicación y empecé a nadar)

Sin mas palabras, ya había olvidado todo lo que había leído de mantener la calma, no desesperarse y todos lo artículos interesantes sobre tiburones que había leído. Solo pensaba, en que tenía que llegar a las rocas, sabiendo ya de antemano que me iba a costar subirme a ellas. Mientras, Álvaro ya estaba sobre las piedras, por su gran habilidad de nadador, gritándome: Dale! Dale! Ya llegas! Sin embargo, yo todavía no había empezado a nadar…

En pocos minutos,  ya había perdidos las aletas, me subí a las rocas, y no solo estaba afuera del agua, sino que me había trepado a otras piedras… nosé porque… ¿quizás temía que el tiburón caminara?….  A todo esto, sin darme cuenta nunca apague mi cámara, así ya tendrán video a la dramática salida del mar…

Después de un rato, sentados en la orilla, mientras mirábamos melancólicamente como las nuevas aletas (el día de estreno) nadaban en el mar y discutiendo si las íbamos a buscar o no, Álvaro me dice:

Álvaro – “sabes que creo que la flashíe (imagine)”

Yo -“¿que?”

Álvaro – “si, hablamos tanto de tiburones que creo que me quizás no era uno y era una sombra”

Yo -“¡jodeme!”

Álvaro – “nosé si era un tiburón, era grande che…”

En fin, un dramático encuentro incierto fue el que tuvimos, pero sabíamos que el drama era porque nunca habíamos visto uno como se debía…

(ver segundo encuentro haciendo Snorkel en la nota de Beachcomber)

Así que hablamos con “Joe”, y después de algunos buceos nos llevo  dos veces a un sitio llamado “Supermarket”. Entre todos los lugares de buceo que visitamos en Mana Island, este se ha llevado todos los premios. Allí nos prometieron que tendríamos una gran probabilidad de ver tiburones de una vez por todas, y romper con el mito de que “el tiburón vendrá a comerme…”

A minutos de habernos sumergidos, ya empezamos a verlos, y a pesar de que al comienzo  nos sentíamos un poco intimidados por la presencia imponente que tienen, los miedos se empiezan a ir, y comenzamos a disfrutar y valorar el encuentro con ellos.

Un mundo mágico

Fiji, como dijimos en otra notas anteriores, nos fue enamorando de a poco, lo mismo nos sucedió dentro del océano. Los primeros buceos no nos habían llegado a movilizar tanto, había buena visibilidad, pero no había demasiado para ver. A medida que fueron transcurriendo las inmersiones, fuimos visitando lugares cada vez más interesantes y poblados.  Ya no queríamos salir del agua.

A veces es muy difícil expresar con palabras lo que uno ve y siente estando en las profundidades del océano. Es como encontrarse con un mundo mágico e inexplicable, que ni una filmación o fotografía se puede llegar a mostrar. Dentro del agua nos damos cuenta de que lo que uno conoce del universo es mínimo y que solo somos visitantes de un lugar al que hay que cuidar.

Galería completa (recomiendo ampliarla)

Klando

,

8 Responses to Buceando en Islas Fiyi

  1. Ya hice la maleta  (@Yahicelamaleta) 14/05/2013 at 5:04 am #

    Maravilloso el reportaje!!! Que bien lo pasasteis!!!

  2. Bea - ViajarViviendo 05/12/2012 at 11:35 am #

    Hola Laura y Alvaro! Qué lindas les quedaron las fotos! mi pareja es buzo, y enloqueció con las fotos submarinas! Les escribimos para contarles que los elegimos para los Liebster Awards! Aquí está el link: http://viajarviviendo.wordpress.com/2012/12/05/liebster-awards/
    Mucha suerte y que siga marchando bien el viaje!

  3. Pedro Pinto 06/11/2012 at 4:07 pm #

    Estas fotos são muito lindas!

    Sempre gostei de mergulho mas não tenho tempo para viajar, pois gostava de visitar uma ilha como essa.

  4. Viviana 05/11/2012 at 11:34 pm #

    que se puede agregar! increibles las fotos que lograron.

  5. paula 05/11/2012 at 6:02 pm #

    Hola, te cuento me voy este anio a nueva zelanda. Ademas de viajar y recorrer ciudades, voy a bucear. Que lindas fotos hay, me imagino que debe ser un lugar espectacular para ver y nadar.
    saludoss!!

  6. paula 05/11/2012 at 6:02 pm #

    Hola, te cuento me voy este anio a nueva zelanda. Ademas de viajar y recorrer ciudades, voy a bucear. Que lindas fotos hay, me imagino que debe ser un lugar espectacular para ver y nadar.

  7. Anibalix 05/11/2012 at 5:02 pm #

    Hey, qué buenas las fotos, con que cámara sacaron!?
    Che, yo también buceo, no muy a menudo, pero hace años que cuando puedo lo hago. Soy PADI Open water diver, pero ni idea si tengo la certif. por algún lado. ¿Te la piden para bucear? Nunca me la pidieron hasta ahora, y bucee en brasil, mejico, y x argentina.
    Y última pregunta: cuánto les costó el pack ese de 10 inmersiones?

    • Klando 05/11/2012 at 11:37 pm #

      Gracias Anibal! con una canon s94. Mira, yo en todos lados que bucee lo primero q me piden es el carnet. Te reocmiendo q lo pidas a Padi, o aunq sea te manden un certificado por mail o algo porque lo piden. El pack de 10 inmersiones mas 3 comidas mas habitacion doble, entre dos personas :1200usd-, pero te dejo la pagina en la parte que te ofrecen los pack: http://www.ratukinidiveresort.com.fj/specials

Deja un comentario