Top menu

Hacia la costa este de China

Ya pasaron 23 días de nuestro viaje por China y este enorme país no deja de demandarnos tiempo y viajes de larga distancia. Desde Zhangjiajie, decidimos tomarnos un tren directamente a Hangzhou “el paraíso terrenal”. Nuestra estadía aquí fue de 2 días para luego aventurarnos en la futurista ciudad de Shanghai y por último, otro tren inesperado nos dejaría en Shenzhen, la ciudad de la imitación, que limita con Hong Kong. En este viaje resumido de 1 semana, pasamos de parques nacionales del tamaño de una ciudad con enormes montañas rocosas con forma de edificios a ciudades con enormes edificios tecnológicos y con muy poca naturaleza.

costa este

Hangzhou

Nos subimos al tren que nos llevaría a Hangzhou, sabiendo que nos esperaba un largo camino de 18 horas en nuestras simples camas del Hard sleep. Al llegar a Hangzhou, sucedió eso que no esperábamos que suceda: por primera vez, nos tomamos un colectivo equivocado que nos dejó en alguna parte de la ciudad de Hangzhou que no era a la que íbamos. Alguna vez nos tenía que pasar. Un señor que viajaba con nosotros en el mismo colectivo,  nos indicó que lo acompañemos y que el en su auto, nos llevaría hasta donde nosotros queríamos ir. Son estos momentos en los que debemos dejar nuestra confianza de lado, cerrar los ojos y decir, “bueno, allá vamos”. A veces el viaje nos presenta estas situaciones en las que nos vemos entre la espada y la pared. Por suerte, esta vez salió todo bien y llegamos a la casa de nuestro host de couchsurfing.

_DSC8804
Mucha gente nos dijo que Hangzhou era parada obligada en nuestro viaje por China, ya que su ciudad era un paraíso terrenal. Digamos que no tuvimos la mejor de las suertes, ya que visitamos este lugar en fin de semana largo y con lluvia, pero… ¿Que tiene esto de malo? En china, solo hay 2 fines de semana largos en todo el año. Si a esto le sumamos la cantidad de personas y la proximidad de esta ciudad a Shanghai, entonces, podremos imaginar, la exageración de personas caminando por la calle y tomando medios de transporte.  Así fue que no podemos decir “Hangzhou es el paraíso terrenal”. Para nosotros Hangzhou fue un montón de paraguas chocando uno con el otro, grandes e interminables filas de personas esperando en lugares para comer y muchos Shoppings.

_DSC8790
Las atracciones principales de esta ciudad son: Un enorme parque con un lago, las bicisendas, los shoppings y las aldeas de Té. Pero… yo leí que hay una ciudad con calles de agua tipo Venecia… No señor, esa ciudad queda a unas 2 horas de la ciudad de Hangzhou. Por lo que decidimos recorrer la ciudad según nuestro anfitrión de couchsurfing nos recomendó. Caminamos por el West Lake, nos sacamos fotos con las personas (esto siempre pasa, ya estamos acostumbrados), fuimos al Museo del Té, a la calle antigua de Qinghefang, probamos diferentes restaurantes locales y comida en la calle y por último, fuimos a la estación de tren para sacar el pasaje en tren bala a Shanghai.

Hangzhou es una entretenida ciudad, con mucho para hacer, pero es mejor tratar de visitarla cuando el pronóstico te acompaña, de esa manera es posible disfrutar la bicicleteada gratuita que la ciudad ofrece para los locales y turistas.

Sin título 11
IMG_8772_DSC8800_DSC8786Sin título 2_DSC8781

Shanghai

Estábamos emocionados por tomarnos nuestro primer tren bala. Así que a pesar de que sabíamos que el tren que iba a Shanghai desde Hangzhou no era el mas rápido del mundo, decidimos vivir esta experiencia de la manera mas económica posible.  Cuando subimos al tren, nos percatamos que nuestros boletos no tenían número de asiento, por lo que supusimos que nadie lo tendría. No fue así. La señorita del tren nos indicó que nuestro lugar era en los banquitos que se encuentran fuera del vagón, en los asientos para “el personal” junto al vigilante. Así fue que viajamos hasta Shanghai, en tan solo 45 minutos recorrimos el mismo trayecto que un tren normal recorre en 2 horas.

Sin título 4

Llegamos a Shanghai y nuevamente nos pasó lo mismo que Hangzhou. No sabíamos a donde ir. La estación de trenes de Shanghai es tan grande y tan moderna que asusta.

Si nos preguntan que fue lo primero que sentimos al llegar a esta moderna ciudad les diría que…  sentimos perfumes y ricas fragancias de todo tipo, que claramente no eran las nuestras.

shanghai nocturna

Shanghai, es un gran monstruo que huele bien. Es como un dragón con ojos de espejos, luces led en la espalda, avisos luminosos en la barriga y su aliento no es fuego, sino publicidad!.

Nos tomamos 2 días en Shanghai, suficientes para conocer sus principales atracciones: el parque de la gente, el Bund, sus edificios coloniales, sus calles con miles de locales de primeras marcas y enfrente, la estatua de Mao Tse. Nos quedó pendiente el show de acrobacia y la opera.
Podemos destacar de Shanghai, su comida diferente a otras partes de China, su organización, la simpatía de sus habitantes y su mercado de parejas. ¿Mercado de parejas? si, casi todos los días, en la “Plaza del Pueblo” se transforma en una especie de “Findsomeone.com” pero tradicional, donde padres de hijos solteros, exponen sus descripciones y fotos frente a todos. Los interesados, intercambian datos y arreglan citas para sus hijos. Si queres saber mas sobre esto podes leer nuestra nota: “Lo que la cultura demanda”.

Sin título 3shanghai77Sin título 10

Algo muy interesante para ver. Además, los domingos también existe el rincón del intercambio de idiomas, donde los locales buscan turistas para conversar con ellos en ingles sobre temas varios.

Sin título 9

El hostel donde nos hospedamos fue el de la cadena YHA, el cual tiene buenos precios respecto a los precios del alojamiento de esta ciudad. Para aquellos cuyo presupuesto es ajustado, les recomendamos buscar con anticipación su hostel en Shanghai, ya que en esta ciudad de manera inesperada los precios se multiplican por dos respecto a las ciudades del oeste de China. Sino, siempre existe una mejor opción y es hacer Couchsurfing (vivir con gente local).

Llego el momento de volver a la estación de trenes de Shanghai para sacar nuestro pasaje a Hong Kong. Cuando llegamos a la estación, nos encontramos con un puesto para extranjeros en donde atendían en inglés a los pasajeros, algo que no es común en China, pero asociamos esto a la cantidad de occidentales que visitan Shanghai. Al informar que necesitábamos viajar a Hong Kong, la señora nos informó que solo existía disponibilidad para la ciudad de ShenZhen… ¿Ciudad de qué?… ShenZhen. Y bueno, vamos ahí. Sin saber dónde eso quedaba decidimos sacar los pasajes y seguir conociendo más ciudades. Desde Shanghai a ShenZhen, en el tren rápido, se demora unas 20 horas. Era lo único disponible en coche cama (hard sleep). Y bueno, será otro trayecto más.

_DSC8931shanghai 3

ShenZhen
Llegamos a ShenZhen a las 8 de la mañana del día siguiente, después de 20 horas arriba del tren “rápido”. Ya no es sorpresa para nosotros bajarnos del tren y ver que se trata de otra ciudad más. Nos tomamos el subte que nos dejaba cerca del hotel. Esta vez, con una categoría más alta, fuimos a un hotel que estaba de promoción, mucho más barato que los hostels.

En ShenZhen dijimos… ¿que hay para visitar? Los precios de las atracciones de esta ciudad son exuberantes. No podemos saber que tan buenas son estas atracciones, pero lo que sí sabemos es que sean como sean, están sobrevaluadas.

shenzhen
Así que, tomamos nuestra cámara y salimos a degustar los sabores de ShenZhen. Para nuestra suerte, esta ciudad tiene muy buena comida a precios razonables. Seguimos caminando y empezamos a ver que los locales de ropa se multiplicaban por 10 a cada metro. Cuando quisimos darnos cuenta nos encontrábamos inmersos en un gran centro comercial de marcas dobles como Niki, Adhidhas, Guchi, etc… La increíble ciudad que parecía no tener nada para mostrar, de repente, saca de su manga un increíble mercado de ropa, tecnología, accesorios de moda, muebles y un gran etc. Precios realmente tentadores y en casas de marcas internacionales, con sus respectivo merchandising, sin embargo, cuando nos acercamos y vemos con detalle, nos damos cuenta que todos los productos tienen defectos de fabricación o en algunos casos, su calidad no es como una original. Además de su mercado negro, Shenzhen posee dos torres doradas que son el centro de la ciudad.

Cuenta la leyenda, que ShenZhen era una población poco desarrollada de campesinos, en donde el “gobierno” vio un gran potencial en la ciudad por su vecino, Hong Kong (la capital de las marcas internacionales). Así fue que se decidió invertir muchos billones de dólares para crear una gran ciudad como centro comercial del otro lado de la frontera. Los habitantes de esta ciudad pueden cruzar a Hong Kong sin necesidad de visa alguna durante 5 días. Si todavía queda alguna duda sobre los productos que compramos en Hong Kong, entonces, les cuento que el transporte y aduana entre un país y el otro, también es libre.

Para quienes deseen viajar a Hong Kong desde esta ciudad, les comentamos que es posible cruzar de un país a otro a través del subte. Pasamos la aduana correspondiente, nos firman salida y entrada y ya estamos en Hong Kong. Una vez en Hong Kong, ya podremos tomarnos el subte que nos dejará en kowloon, la ciudad de hong Kong en Mainland. Pero eso, ya es historia para otra nota.

Precios y datos interesantes

Pasaje de tren Tipo “K” Zhangjiajie – Hangzhou, Clase Hard Sleeper:300CNY

Pasaje de tren Tipo “G” Hangzhou – Shanghai: 72CNY

Pasaje de subte Shanghai: de 1 a 5 CNY

Hostel Shanghai- Dormi de 6 camas:55CNY

Comida Shanghai: entre 15 a 30 CNY

Pasaje de tren Tipo “K” Shanghai – ShenZhen: 420CNY

Hotel ShenZhen doble matrimonial c/baño privado y WiFi: 129CNY la habitación

Comida ShenZhen: 10 – 15 CNY

Subte ShenZhen – Hong Kong: 3 CNY

 

 

,

No comments yet.

Deja un comentario