Top menu

Filipinas: “Nagtabon Beach” la playa escondida de Palawan

Cuando comenzamos el viaje en Palawan, Filipinas, teníamos armado un posible recorrido por esta provincia. Para esto, charlamos con otros viajeros, más precisamente con los chicos de Marcando el Polo, que habían estado no hacía mucho en este país. Ellos nos recomendaron que no dejemos de visitar una playa escondida que les reveló un filipino que conocieron por medio de Couchsurfing, esta playa es “Nagtabon Beach”. Era un lugar, que según ellos, no tenía nada que envidiarle a muchas otras playas que ya habían conocido.mapa

Así es que, con el poco tiempo que teníamos para dedicarle a Filipinas y sin haber visto cómo eran las otras playas de Palawan, decidimos cerrar los ojos y confiar en que ese era un buen lugar para disfrutar del mar, la playa y también de su gente, que no era mucha. Le dedicamos 4 días de los 21 que  teníamos programados.

camion de carga

De Aborlan a Puerto Princesa

Desde la ciudad “Aborlan” hicimos “auto stop”,  en menos de 20 minutos estábamos arriba de un camión de carga que nos llevó a “Puerto Princesa”. Allí, nos tomamos un jeepney para viajar 40km hasta “Bacungan” (38php), ciudad que se encuentra a 8km de “Nagtabon Beach” (la playa). Al llegar, preguntamos los precios de los triciclos hacia la playa, pero cuando escuchamos lo que costaban, decidimos que la mejor opción era caminar… Recién a los 3 km de caminata pasa una camioneta (la única que paso…) y con nuestra mejor cara de ¿me llevas?  Nos transportó, a pedido nuestro, al lugar más económico  que conociera para dormir.

jeepney

Jeepney de Puerto Princesa a Bacungan

Como no teníamos carpa, tuvimos que alquilar un bungalow, el precio más económico  era de 600php. Pero, con nuestra mejor cara de… ¿habrá descuento para mochileros? Nos hicieron un precio especial de 500php la noche por un bungalow para dos personas.

Otra cosa que sugirieron los chicos de Marcando el Polo, en su sitio acerca de esta playa, fue que llevemos comida. Bueno, entre una cosa y la otra, solo pudimos llevar 6 litros de agua y 6 pancitos.  Si, era todo lo que teníamos para los 4 días. Pan, agua y playa…  Esta situación nos obligaba a pasar un poco de hambre, pero no a resignar ese magnífico lugar al que habíamos llegado. Una playa escondida, sin gente, no contaminada, aguas cristalinas y limpias. Y una cosa también muy interesante, sin ofertas turísticas.

aguas cristalinas

Apenas llegamos, la familia que nos recibió y que trabajaba en el alojamiento, no pudo con su intriga de saber quiénes éramos y a qué nos dedicábamos. Nunca supimos bien a que se debió, pero, en Filipinas nos han confundido varias veces con “misioneros”, así que después de aclarar que no lo éramos, pero que, de alguna manera también teníamos una misión, nos sentamos a compartir una noche estrellada y anécdotas de la vida. Una de las cosas que nos contaron fue que uno de ellos había visto víboras cobras por la zona, por lo que estábamos todos con los piecitos en la silla. En un momento, nos preguntaron si habíamos cenado y debimos confesar que no habíamos ido tan preparados como debíamos.  Esta humilde familia, no iba a regalarnos comida, pero si, enseñarnos a conseguirla. Es así que al día siguiente los hombres de la familia, Puki de 30 años y su abuelo de unos 75 años, ambos pescadores innatos, le dijeron a Alvaro que los acompañara a pescar en su humilde bote a mar abierto.

a pescar

Si se imaginaron que estos hombres pescan con redes o cañas, están muy equivocados…  El equipo de pesca que tomaron fue: la máscara (antiparras), aletas de madera (las famosas patas de rana pero hechas a mano por ellos mismos) y un arpón también casero. Eso era todo.  Ellos pescan buceando, pero no con equipos de buceo profesional, sino haciendo apnea (se sumergen varios metros y controlan su respiración).  Cuando ven un pez que consideran que es comestible (la mayoría),  deben descender, apuntar, disparar, quitar el pez de la lanza, atarlo a una soga, y subir. Así es que Alvaro, entre su experiencia en Aborlan  cazando medusas y en Nagtabon peces, tuvo un curso acelerado de supervivencia.

Llegaron a la costa virgen en donde cazarían para la cena. El abuelo, fumando un cigarro y tomando Ron, se puso la máscara y le pidió a Alvaro  que lo siga. La velocidad de estos hombres bajo el mar y su resistencia eran increíbles. Llegaban alcanzar 5 metros de profundidad, y hasta 1 minuto y algo debajo del agua. Esto, durante 5 horas, casi todos los días. Esta es la forma en que consiguen la comida, la cual comparten al llegar, con toda su familia. Después de 1 hora de pesca, nos sentamos en la costa, con una humilde fogata, tiramos los pescados al fuego y esperamos. La comida en Filipinas, suele ser acompañada con arroz, salsa de vinagre, salsa de soja y ají picante.

Después de nuestro “desayuno” improvisado, todos se metieron al agua nuevamente, y estuvieron alrededor de 4 horas buceando y pescando, para poder llevar el alimento para la cena.

Luego de esta experiencia, esta generosa gente, nos hizo el favor de cocinar lo pescado ya que no teníamos con que hacerlo, también, al igual que las “familias de Aborlan” nos regalaron muchos cocos.

Nagtabon57439810126

Este fue el segundo destino en Palawan poco turístico que visitamos y nuestra experiencia fue maravillosa. Que lindo es abrirse un poquito del camino en Filipinas. Luego de haber visitado otros sitios y playas populares, podemos confirmar que estas playas no tienen nada que envidiarle a muchas otras: arenas blancas, aguas limpias, pocos barcos y muy poca contaminación sonora. Y lo más lindo, es que pudimos seguir disfrutando la esencia de la gente, algo que nos costó mucho en este país en zonas turísticas. Y confirmamos nuestra teoría, un verdadero viaje en Filipinas, se hace abriéndose del camino popularmente turístico, se lo decimos nosotros, que también conocimos ese camino y no nos resultó tan gratificante.

Para los que quieren fiesta, ruido, tours, ofertas y mucha comida, definitivamente, por suerte, “Nagtabon Beach” no es lugar y deseamos que no lo sea por mucho tiempo más!.

Si están por viajar a este país, y les gustaría realmente conocer a su gente y lo interesante de este destino, les recomendamos ir con tiempo y desviarse un poco de lo más conocido sin miedos, no hay peligros en las ciudades que no son tan turísticas, al contrario, comprobamos, que la gente es mas inocente, amable y gentil con los viajeros.

Información útil (2013):

Jeepney de Puerto Princesa a Bacungan: 38 php

Precio del bungalow: a partir de 500 php

Sugerencia: Llevar comida, agua y repelente.

,

9 Responses to Filipinas: “Nagtabon Beach” la playa escondida de Palawan

  1. María 28/12/2015 at 10:01 am #

    Que fantástico el blog! Lo hemos descubierto aquí en Filipinas en nuestro viaje. Y que chula Nagtabon. Sabrías decirnos cómo podemos contactar con el bungalow en el que os quedasteis? Nos gustaría pasar allí algún día!!! Muchas gracias.

    • Laura 29/12/2015 at 11:20 pm #

      Hola Maria!! muchas gracias por escribirnos. Esto fue hace tres años atras. Lamentablemente no tenemos manera de conectarlo de nuevos. Pero estamos seguros de que vas a encontrar otros lugares. Era y quizas sigue siendo un lugar hermoso.
      Un abrazo grande.

  2. Virginia 21/10/2014 at 3:16 pm #

    Hola chicos, somos una pareja de españoles, siempre que viajamos buscamos los sitios mas reconditos, y menos turisticos, que aun tenga la autenticidad del lugar y su cultura. Me ha gustado mucho que compartais con nosotros el secreto de Nagtabon y os agradeceria mucho si pudierais comentar el nombre de las cabañas donde os alojasteis. Muchas gracias! en 12 dias estaremos alli

    • Klando Va de Viaje 22/10/2014 at 4:14 am #

      Hola Virginia! Mira no tenemos el nombre de las cabañas porque en realidad no hay muchas allí. Una vez que llegues al poblado que esta sobre la ruta principal, tienes que preguntar cual es el camino hasta Nagtabom, ya que el lugar no esta sobre la ruta. Desde ahí tienes que caminar o puedes hacerlo en Tuk Tuk pero te van a cobrar carísimo. Nosotros hicimos dedo 2 veces y nos resulto muy bien.
      Cuando llegues a la playa vas a ver que solo hay muy pocos lugares donde hospedarse.
      Si quieres vivir una experiencia en un lugar recóndito, entonces no dejes de visitar Aborlan y busca la familia que sale en la foto con nosotros. Dile que vas de nuestra parte, ellos tienen una foto de sus hijas que nosotros le regalamos. Esa es realmente la mejor experiencia local que hemos tenido.
      Un abrazo y buenos viajes!!

  3. El capitan intrepido 11/05/2014 at 4:00 pm #

    Felicidades chicos! Ha sido un placer leer vuestro relato, nos lo llevaremos a Palawan, para seguir vuestra ruta y acabar en Nagtabon!!

    Si no me equivoco, estuvieron en Junio….nosotros tenemos pensado ir del 14 al 31 de agosto, y obviamente estamos algo preocupados por los monzones…contamos con un poquito de lluvia casi todos los días, pero también con poder ver el sol y disfrutar de la playas de Palawan….creen que mas o menos debemos esperar eso, o el viaje será muy pasado por agua??

    saludos desde Barcelona y mucho ánimo!

    • Laura 19/05/2014 at 7:45 am #

      Hola capitan!! muchas gracias por escribirnos!.
      La temporada de lluvias es de junio a noviembre. A nosotros no nos llovió nunca. Generalmente en el sudeste, en la temporada de monzones, cuando llueve, llueve de verdad. Pero la verdad es que no te puedo asegurar nada, el clima cambia mucho y quizas no te tocan días de lluvias, como nos paso a nosotros.
      Filipinas es hermoso y también su gente, esperamos que lo disfrutes mucho.
      Te mandamos un beso grande y estamos en contacto.

  4. Ya hice la maleta  (@Yahicelamaleta) 21/07/2013 at 6:01 am #

    Que maravilla!!!!!

  5. Marcando el Polo 04/07/2013 at 11:43 pm #

    Chicos!! Es un placer para nosotros haber compartido con ustedes el mejor secreto que tenemos de Filipinas!
    Ayyy qué ganas de volver… volveremos!

Deja un comentario