Top menu

10 excusas para no viajar y 20 razones para sí hacerlo

Creo que no hay nada más fácil para una persona que poner excusas para no hacer algo que nos saca de lo conocido. Hasta nos volvemos creativos profesionales a la hora de decir que no e inventar un buen pretexto. Según dicen Les Luthiers: “cuando no hay voluntad, hay mil excusas”. Sin embargo, a la gran mayoría de las personas nos gusta viajar y soñamos con hacer un gran viaje. Entonces ¿por qué ponernos tantas excusas para hacerlo?mono Tengo que volver a remontarme a 4 años atrás, a esa etapa antes de elegir este estilo de vida nómada. También nosotros tuvimos miedo. También sufrimos una crisis y pensamos en nuestro futuro y nuestra familia. Inclusive lo hacemos cada día que nos movemos. Y sobre esto quiero aclarar algo: muchos creerán que viajar significa estar todo el día de acá para allá, haciendo cosas, no parar, no dejar de ver ni un lugar. Pero cuando viajar pasa a ser tu estilo de vida, entonces necesitas calmarte, necesitas disfrutar un poco más de cada cosa que haces, cada lugar que visitas, cada persona que conoces. Por eso, es interesante respirar profundo y no ahogarse en el deseo de querer hacerlo todo.
Hoy en día agradezco el haber sido un poco caprichoso con la idea y no dejarme llevar por las excusas que ponía mi propia mente.
Pero no somos los únicos, eso seguro, hemos detectado que mucha gente desea viajar, algunos por moda, otros porque realmente les interesa salir al mundo, otros para aprender o cambiar su estilo de vida. Pero a menudo muchas personas nos dicen que se mueren por hacer algo parecido a lo que nosotros hacemos, sin embargo, escuchamos excusas que, si bien son realidades de la vida de cada uno, en realidad, no dejan de ser excusas.
Te contamos sobre las 10 excusas más comunes que hemos escuchado y te damos 2 razones por cada una para enfrentarlas y salir a la aventura. 

#No tengo dinero

La ganadora de todas las excusas y no solo para no viajar sino para casi todas las cosas que queremos hacer y no nos animamos o simplemente no queremos llevarlas a cabo.
Te vamos a revelar un secreto: nosotros tampoco tenemos tanto dinero. Y entonces se preguntaran.. ¿cómo hacen para viajar? ¿Y para bucear? ¿encima a veces navegan?.
Al principio logramos juntar lo suficiente trabajando en nuestro país para pagarnos un pasaje de ida  y poder sobrevivir un par de meses sin necesidad de trabajar. Aplicamos a visas de trabajo en el exterior, trabajamos en el campo, en los bosques, en el mar, hicimos todo lo que se nos cruzó en el camino. Pero, como las visas de trabajo no son eternas y tampoco era nuestra intención instalarnos por siempre en otro país, decidimos seguir nuestro viaje y tuvimos que pensar en nuevas ideas para poder seguir moviéndonos y trabajando en el camino.
Empezamos a prestar atención y vimos qué oportunidades se cruzaban ante nosotros. Con el tiempo,  aprendimos algunas tácticas viajeras para mantenerse en ruta. Descubrimos que viajar era muy barato y  que sin mucho esfuerzo se puede mantener un presupuesto de no más de  5 a 10 usd por día (entre los dos) en muchos países del mundo. También debemos confesarles que  hay días en los que no gastamos prácticamente dinero, pero… ¿cómo es posible?. Preguntamos a otros viajeros con experiencia, explotamos nuestros conocimientos y recursos, y aprendimos a vivir con lo justo. Redescubrimos del trueque y sacamos provecho a eso, todos necesitan algo que nosotros les podemos dar. Por ejemplo: cuidar un hostel o una casa, baby sisters, limpieza, enseñar idioma, fotografía, diseño web o gráfico, administración, oficios, nuestro tiempo, etc etc. El abanico de servicios se abre, y nos damos cuenta que, podemos hacer cosas que a nosotros nos resultan simples o cotidianas y que a las otras persona les son muy útiles.  Nosotros somos viajeros partidarios de que trabajar hace bien y más cuando emprendemos un viaje tan largo.
A través del ahorro uno puede también extenderse en el camino, podemos practicar Couchsurfing, donde no solo ahorramos al dormir gratuitamente en casas de gente local, sino que, ganamos contactos y experiencias. También, podemos hacer auto-stop para disminuir los gastos de transportes. Nosotros usamos este medio para viajar dentro de los países, entre estados y ciudades, pero, hay  muchos ejemplos de viajeros que estrictamente también se mueven de país en país por este medio.
Ante el interés de poder seguir recorriendo el mundo, uno deja de prestarle atención al dinero y automáticamente de alguna forma u otra el mismo empieza a durar más. Cuando esto ocurre, de forma inexplicable las situaciones se empiezan a dar solas y nuestra cuenta deja de disminuir con velocidad.
La gente local esta muy bien predispuesta con los viajeros, y en nuestra experiencia, ellos han sido siempre los que nos han dado la oportunidad de seguir viajando.
No se trata de privarse de todo, sino de poner en la balanza nuestro deseo de viajar contra los lujos y comodidades. Al final terminamos disfrutando de ambos. El viaje te va dando de a poco todo aquello que creíamos que no íbamos a poder hacer. Solo se trata de confiar hasta último momento en que todo va a salir bien y disfrutar de lo que estamos haciendo.
Hay gente que gasta menos y otras más, eso depende de la elección cada uno,  el presupuesto diario  no nos hace mejor o peor viajeros.

* Por necesidad empezás a descubrir nuevos tipos de trabajos que no sabias que existían.
* Se te desarrolla un nuevo sentido que te permite ver oportunidades que antes pasaban desapercibidas.
 

#Tengo muchos compromisos y responsabilidades

En este punto excluimos todo tipo de compromiso sentimental o espiritual. Solo nos referimos a aquellos bienes que nos aferran al lugar en el que estamos: casa, trabajo, negocios, auto, etc.
Es verdad, tenemos que ser responsables de todas nuestras pertenencias y ese es el punto más delicado: ¿Cuánto realmente necesitamos para vivir? Algunos dirán… “bueno, eso ya lo sé, pero ya tengo las cosas y ahora qué hago con todo eso? ¿Qué hago con mi trabajo? ¿Qué hago con mi negocio? Son realidades y no podemos simplemente ser irresponsables y abandonar todo ¿o sí? Si hoy lo tenemos es porque en algún momento de nuestro pasado tomamos la decisión de tenerlo y aceptamos el compromiso que ello conlleva. Pero en ese momento éramos una persona que hoy no somos. Hay que aceptar la transformación, perdonarnos a nosotros mismos, darnos lugar a retractarnos. El qué dirán ya no es problema nuestro, no podemos conformar al mundo entero. El camino de la vida es largo y las personas cambian.

cambios_FotorTenemos que permitirnos cambiar para poder evolucionar. Ser una persona responsable también se trata de dejar todo en orden como para poder dejarlo de a poco. Si establecemos una fecha para viajar basada en algún factor que podamos manejar, entonces podremos saber para cuando tenemos que dejar todo listo. Por ejemplo, si sabemos que necesitamos 1 año para juntar X cantidad de dinero, entonces quizás unos meses antes podemos poner nuestro auto en venta, renunciar a nuestro trabajo o buscar alguien que nos reemplace, dar de baja nuestro alquiler o modificar la estructura de nuestra empresa para que nos permita manejar el negocio fuera de casa.
Esta situación sería la ideal, sin embargo, pocos son los que realmente hacen algo así. Por lo general, la ansiedad nos lleva a pensar que es algo que solo podemos hacer ahora y nunca más en nuestra vida. Entonces vienen las ganas de dejar todo de repente e irnos. La planificación y la investigación debe ser parte de nuestro viaje también. Como nosotros, otros seguramente lleguen al límite en su vida donde dicen… “No quiero saber más nada con la vida que llevo.” Perfecto. Para ellos puedo decirles una sola cosa: Si son capaces de aceptar su decisión entonces déjenlo todo, salgan al mundo, búsquense a sí mismo, encuentren, aprendan, acepten, sean felices. Pero si planificamos un poco más, las cosas se irán dando de manera mucho mas fácil de lo que creemos.
La sociedad nos enseña que tenemos que seguir una estructura establecida que da un orden en la vida: estudiar, trabajar, casarse, tener hijos y jubilarnos.  No esta mal tener un orden en la vida, al contrario, pero sería mejor que cada uno de nosotros sea capaz de elegir el que nos corresponde.
El mundo está lleno de oportunidades para todos. Solo es cuestión de animarse. Si alguna vez fuimos capaces de llevar un negocio adelante, ¿qué nos hace pensar que en el futuro no seremos capaces de hacerlo de nuevo o en cualquier otro lugar? Las cosas materiales son siempre posibles de recuperar.  Cuando estemos en el camino pasarán a ser algo a lo que ya no nos aferráramos como antes, pasaran a ser lo que son, cosas.

* Aprenderemos a priorizar nuestra experiencia y conocimiento ante lo material.
* Así como el ginete guía a su caballo, también confía en él. Así nosotros aprenderemos a planificar nuestro viaje pero confiar a donde el camino nos lleve.

#Tengo hijos

“Lo que hacen ustedes solo se puede hacer sin hijos” o “aprovechen hacerlo ahora que no tienen hijos” . Dejemos algo en claro antes de hablar de esto: nosotros no los tenemos, por lo que no hablaremos de esto desde la experiencia. Pero en nuestro viaje hemos conocido a mucha gente que si los tiene o bien, los ha tenido durante el viaje y sin embargo no lo han considerado como una excusa para dejar de viajar.

niños al mundo Esto ha sido una de las cosas que más nos han sorprendido en nuestro camino y se imaginaran que cuando conocemos a este tipo de personas, las llenamos de preguntas.  Gracias a ellas, hemos cambiado nuestra perspectiva y ellos nos han enseñado que si un día queremos tener hijos y seguir viajando como lo hacemos, es posible.
Como no podemos hablar de eso desde la experiencia, dejemos a quienes si pueden hacerlo. Es por eso que queremos citar a quienes son solo algunos de los ejemplos que existen viajando en familia: La familia Zapp, Los Ponso, Los Giusiano y los amigos de Magia en el Camino.


* Aprenderemos sobre la nueva educación a distancia.
* Nuestros hijos se beneficiaran de las virtudes que se ganan al viajar 

#Me preocupa qué será de mi futuro.

¿Qué futuro? El futuro aún no existe y no podemos preocuparnos ahora de lo que vendrá porque no sabemos lo que lfuturoa vida nos depara. De cierta manera podemos creer que somos nosotros quienes controlamos nuestra vida, nuestro destino y nuestro porvenir, pero, lamentablemente temo decirte que no somos nosotros quienes controlamos nuestro futuro, sino que, solo controlamos nuestro presente. De hecho, no creo que controlemos nada, pero no vamos a entrar en detalles filosóficos. Volvamos a  nosotros y nuestro presente.
En ese caso solo tenemos que ocuparnos de hacer lo que tenemos que hacer hoy en día y pongamos nuestra atención solo en el ahora. Con esto no queremos decir que no estudies o no tengas aspiraciones ni que no planifiques. Al contrario. Como dijimos antes, planificar es algo del presente, sin embargo, preocuparse por lo planificado es vivir el futuro. Todos necesitamos un plan para vivir acorde a algo, pero, permitamos dejar en manos de nuestro destino aquello que no controlamos y comencemos a ser hoy lo que verdaderamente somos. Si queremos ser profesionales, entonces estudiemos para aprender y no para aprobar un examen. Si queremos viajar por el mundo, entonces viajemos y dejemos que nuestro destino se encargue de los detalles, porque al fin y al cabo, si tiene que suceder, va a suceder de cualquier manera.
Pensar en que cuando volvamos a nuestro país nadie va a querer contratarnos, porque estamos “desactualizados” o porque van a creer que soy un vago que estuvo 2 años girando por el mundo, no es algo que nos tenga que preocupar. Eso lo solucionarás a la vuelta, si es que llega a ocurrir, ya que quizás en el camino descubras tu verdadera profesión o termines trabajando en otro país. Quizás hoy sos abogado y quién te dice mañana seas trapecista de circo, ¿por qué no?. De ¿por qué no? es de lo que se trata la vida.

* Tendremos más tiempo para encontrarnos con nosotros mismos.
* Dejaremos de preocuparnos tanto por el  futuro para ocuparnos más por el presente.

#Tengo una discapacidad que me impide hacerlo.

Tenemos que ser delicados con este punto; pero tampoco creemos que sea algo que impida viajar. A veces tener una discapacidad complica un poco las cosas, puede que nos resulte más difícil hacer esto o aquello, pero como todo lo complicado, cuando uno lo logra obtiene el doble de satisfacción, obtiene motivación, confianza, y se anima a más. Se sale de ese circulo vicioso de “victima” que se retroalimenta con frases como “pobre de mi, que será de mi, soy especial, etc.”
Lauri tuvo un accidente hace unos años que la mantuvo en terapia intensiva por un mes,  al despertar de lo que estaba transitando, se encontró sin el bazo y con que a partir de ese momento sería inmunocomprometida para toda su vida. Esto significa que posee un sistema inmunológico más débil de lo normal.  Ella, cada un par de meses, al tener fiebre  por gripes o gastroenteritis u otras  enfermedades cotidianas, debía ser internada por tres días con antibióticos. Cualquier infección chiquita podía hacerse grande en su cuerpo. Al momento de tomar la decisión sobre el viaje, creímos que íbamos a tener que dejar de lado muchos destinos, en especial India. Su infectologo especialista en viajes, el doctor Verbanaz, la preparo para cada destino sin atemorizarla, es con quien se mantiene en contacto vía mail ante cualquier duda. A lo largo del camino descubrimos que a veces uno se preocupa más de lo que debería (y volvemos al punto anterior). Nos dimos cuenta, por lo menos en el caso de ella, que respetando las medidas sanitarias básicas  y cuidándose un poco más de lo que lo haría cualquiera, estaría bien. Al estar más en la naturaleza, y ya no estar encerrada en una oficina, donde los virus entre compañeros se propagaban, estuvo menos expuesta a enfermedades.  Es así que, en estos dos años de viaje, estamos agradecidos de que jamás haya tenido que poner un pie en el hospital. De nuevo, solo podemos controlar (y hasta cierto punto) nuestro presente, solo podemos ocuparnos de hacer hoy lo necesario para que no suceda nada malo el día de mañana.Inspiracion-para-vivir-Derek-Boocock-Hanoi-3-600x440
Te dejamos algunos ejemplos de personas que con enfermedades o discapacidades siguieron adelante y  viajan por el mundo:
Derek, a quien le diagnosticaron cáncer terminal y salio a recorrer el mundo en su bicicleta  (historia contada por nuestros amigos de Marcando el Polo).
La historia de Albert Casals un jóven catalán de 18 años que viaja sólo por el mundo en sillas de ruedas.

* Viajar nos desestresa lo cual nos ayuda a aumentar nuestras defensas y a mejorar nuestro estado de salud.
* Salimos del entorno donde nos cuidan más de lo que realmente necesitamos y valoramos nuestro propio cuerpo y salud.

#El mundo es muy peligroso

Es probable que si todos los días leemos las noticias o miramos TV (en especial las películas de Hollywood) creamos que el mundo está lleno de terrorismo, animales que nos quieren comer, agentes espías que nos espían en los baños de los aeropuertos y narcotráfico. Pero dejame que te pregunte algo ¿Acaso no te muestra el noticieroventana al mundo cosas extraordinarias están pasando en tu ciudad y vos ni te enteraste? O peor… ¿cuántas cosas malas suceden a la vuelta de tu casa o camino a tu trabajo y de las cuales vos podés llegar a ser víctima? sin embargo, no dejas de ir a tu trabajo. Definitivamente, si estuviésemos pensando en que algo nos puede ocurrir a cada momento, no viviríamos y hasta no comeríamos tomate. El mundo, tu país, tu ciudad, tu barrio, tu misma casa está llena de “peligros” y es más probable que te suceda algo en alguno de esos lugares que “conoces” que viajando por ahí. Viajar te acerca al mundo real y por ende, de cierta manera, te saca el sentido de inseguridad y miedo. Además, estamos hablando de viajar no de volvernos suicidas.
En estos años que hemos estado viajando comprendimos que estábamos más inseguros viviendo la vida que vivíamos en Argentina que la vida por la cual optamos. Es por eso que te recomendamos que no tengas miedo a la “inseguridad del mundo” que los medios venden continuamente. Por lo general se trata más de la inseguridad interna que tenemos a enfrentarnos a algo nuevo que del riesgo físico que existe allí afuera.
No nos cansamos de repetir que una de  las cosas que más nos han sorprendido al viajar fue la hospitalidad de la gente local, y cómo sin conocernos siempre nos han cuidado y han abierto las puertas de sus casas.
Cosas pasan en el mundo, algunas malas, pero muchas otras buenas, la pregunta es… ¿Cómo podemos mejorar el mundo si no sabemos la verdad de lo que hay allí afuera?
Viajando las distancia se acortan, el mundo se hace chiquitito, y el que antes era “el chino” “el argentino ” “el alemán” después de viajar, pasan a ser un ciudadano más del mundo y no  solo de un país. Una persona con diferentes costumbres, pero como vos, como yo, como todos.

* Podremos comprobar la realidad con nuestros propios ojos.
* Nos desprendemos de los prejuicios generados por los medios y la sociedad. 

#No podría estar tanto tiempo lejos de mi casa.

Un condicionante muy común para quienes han vivido siempre en el mismo lugar y nunca han estado mucho tiempo separados de sus más cercanos, es la idea de que uno va a extrañar mucho todo ese entorno y a la gente que lo acompaño toda su vida.
La verdad es que uno extraña sus costumbres y a sus seres queridos, pero también, se trata de superar el apego. Las personas como los objetos suelen volverse razones por las que no nos animamos a hacer cambios en nuestra vida.
Ayer conocimos la historia de una chica que estaba a punto de emprender su viaje, y canceló sus planes al oír esta pregunta de su padre “‘¿Me vas a dejar solo?”. Pregunta flechazo al corazón totalmente resquebrajante. Y la pregunta que hacemos nosotros es ¿qué hacemos? ¿qué hacemos cuando el apego es un problema?.  Hay 2 opciones: irnos y aceptar las consecuencias o quedarnos pero sabiendo que somos nosotros los responsables de tal elección, por lo cual no podemos decir que nadie nos obligo a hacerlo ni crear broncas. En algunas situaciones sucede que no tenemos posibilidad de elección. En ese caso, solo podemos aceptar la situación actual sin ningún tipo de resentimiento ni tristeza ya que las oportunidades siempre van a estar a nuestro alcance si eso es lo que deseamos. La vida siempre nos da revancha.
La mejor forma de superar este miedo, insistimos, es no pensar tanto en nuestro pasado, ni en lo que va a ser el futuro. Si vivimos en el presente, el pasado desaparece y el apego se puede superar. Por más que hayamos nacido en una familia o en un barrio tenemos que saber que somos seres independientes que debemos seguir nuestro propio camino y tomar decisiones por nosotros mismos, como así lo hace cada uno en su vida. Así lo hicieron tus padres y antepasados para que hoy vos estés sentado leyendo esta nota.
Aprender a desapegarse nos hace dar cuenta que, la gente sigue su vida cuando nos vamos, o así aprende a hacerlo. No solo es una enseñanza para uno mismo, sino para quienes nos rodean.
Si seguís pensando que vas a extrañar, porque el apego es algo que todavía nosotros no superamos del todo, hoy en día existen cientos de opciones para mantenernos en contacto con nuestra familia y amigos. Algunas herramientas: Skype, Facebook, mail, etc.

* Aprender a desapegarnos nos ayuda a ser más libres. Nos damos cuenta que el mundo sigue girando sin nosotros.
* No solo aprendemos a no aferrarnos por demás, sino que también nuestro entorno aprende a no hacerlo. 

 #No tengo un compañero de viajes

Antes de conocernos, cada uno de nosotros ya tenía la idea de la vuelta al mundo en mente. Si bien teníamos poca experiencia viajando solos, estábamos decididos a hacerlo. Hay una frase que dice: “Si quieres llegar rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado”. Tener un compañero de viaje puede ayudarnos mucho a la hora de tomar decisiones y la carga emocional puede hacerse más llevadera. Viajando entre compañeros, algunas cosas pueden resultar más fáciles y otras más difíciles. Pero no todo es color de rosas. Un compañero de viajes se lo descubre en el viaje. Al igual que un buen compañero de estudios o de trabajo. No podemos saber si es la persona correcta hasta que no la veamos en acción. Conocemos a mucha gente que nos dice “me busco un compañero y me voy de viaje”, eso a veces puede traer consecuencias. Si no conocemos cómo se comporta la persona con la que vamos a viajar, tener un compañero puede significar una carga y hasta una molestia. También puede pasar que nuestro compañero nunca llegue y tengamos que salir solos, de hecho, es lo que sucede más seguido. Si no encontramos esa pareja, ¡no hay problema! No somos los únicos viajando en este mundo, hay tanto mujeres como hombres viajado solos por ahí y seguro encontremos a alguien en el camino. Además, viajar solo te pone a prueba a vos mismo, te abre la mente, te obliga a comunicarte, a tener más voluntad por vos mismo y a conocerte. Las veces que hemos viajado solos hemos tenido más experiencias positivas que negativas. No le temas a viajar solo. Generalmente viajando solo tenemos más chances de que la gente nos ayude. Usemos la imaginación y pongámonos en el lugar de quién ve a un viajero/a solo, caminando en la calle con una gran mochila y un mapa, con cara de perdido, lo más probable es que lo ayudemos. Por ejemplo, Laura quería cruzar la frontera desde Laos a Tailandia por tierra a primera hora de la mañana y en transporte local, estaba con muy poco dinero, todavía era de noche y algunas personas querían cobrarle demás por ser turista. Sin buscarlo, una anciana la vió, y sin pedirle permiso, la tomó de su mano y la adopto como su nieta por las siguientes 3 horas.  No solo la acompaño de Laos a Tailandia, sino que hasta le pagó todo.
Viajar solo es una experiencia única y puede abrirnos puertas inesperadas en el camino.

* Viajar solo nos permite desarrollar nuevas aptitudes.
* Aprendemos de nosotros mismos y a aceptar a nuestro compañero.

#No estoy en edad

Esta excusa es la más divertida. “Ustedes aprovechen porque son jóvenes y pueden hacerlo” nos dicen algunos. Otros nos dicen, “algún día quisiera hacer ese viaje pero ahora no es el momento” y muy pocos nos han dicho… “cuando sea más grande quisiera hacerlo”. El concepto de tiempo o edad está dentro nuestro y es una barrera, un condicionamiento que nos ponemos a nosotros mismos para no hacerlo en el momento. En pocas palabras es una demostración de falta de valor y voluntad. Cuando éramos jóvenes no teníamos dinero, pero teníamos que trabajar o estudiar para nuestro futuro. A medida que fuimos poniéndonos más viejos, fuimos tomando compromisos y responsabilidades que nos atan a un lugar y/o personas. Cuando quisimos ver, tuvimos hijos y vinieron los nietos y ya estamos muy adultos para hacer un viaje así. Entonces, ¿cuándo es el momento adecuado? Nuestra respuesta es “Siempre”. Viajar no es algo que sucede una vez en la vida. Viajar sucede cuando nosotros actuemos en consecuencia para que algo ocurra, tengamos la edad que tengamos. No hace falta dejarlo todo para hacerlo. Podemos empezar de a poco, probar. Pero nadie nos va a detener en el aeropuerto y decirnos… “Señor, usted superó el límite de edad para viajar, vuelva a su casa” o “Señorita, vuelva a sus estudios, usted no terminó la universidad no puede salir del país”. Lo bueno de viajar es que tengamos la edad que tengamos, una vez que nos animamos a hacerlo después nos damos cuenta que no es tan difícil y que está al alcance de todos.
Por ejemplo: Mi primer viaje de mochilero lo hice con mi padre a Bolivia y en unos meses nuestros padres se calzaran las mochilas y saldrán de mochileros con nosotros. Si esta era tu excusa entonces te decimos que ya podes salir a viajar tranquilo!!!

* Viajando nos damos cuenta que el condicionamiento de la edad, lo crea uno mismo.
* Viajando se suman experiencias y aprendizajes que ni 100 años de vida dentro de nuestra casa y la universidad nos lo puede dar. 

#Me asusta la barrera de comunicación

A nosotros nos parece muy divertido llegar a un país y tener que estar gesticulando o pensando cómo explicarle en señas algo a alguien. Pero no siempre es así. El lenguaje de señas o de imágenes puede ser más útil que cualquier idioma. No hace falta explicarle a nadie que somos extranjeros, por lo general, los locales ya lo saben. Y si además de eso tenemos un mapa en la mano lo más probable es que estemos buscando algún lugar turístico, la parada de un colectivo o algún lugar en particular. Si queremos comer algo, podemos señalar en el menú, en el plato de otra persona o bien, algo que se nos ocurrió en China, fue tomarle fotos con el celular a las comidas que nos gustaban y luego mostrarlas en los restaurantes a los que íbamos. La creatividad se activa a la hora de la comunicación!. Pero nunca esta de más aprenderse algunas palabras del idioma local. Hoy en día internet puede ayudarnos a encontrar tutoriales de cualquier idioma gratis para aprender a decir las palabras básicas que necesitamos para poder comunicarnos.
Algunas de las cosas positivas (y a veces negativas) de no conocer los lenguajes es que no comprendemos lo que la gente está hablando entre ellos. No podemos enterarnos si hay malas noticias, si están quejándose o están diciendo algo malo. Nosotros por las dudas siempre sonreímos aunque no sepamos si se están riendo de nosotros o no.

* Desarrollamos más nuestros sentidos.
* Aprendemos a tomarnos con humor situaciones que antes parecían trágicas. 

#No me gusta viajar

Bueno en ese caso es simple porque entonces no sería una excusa para no viajar sino una razón y bien fundamentada. Mucha gente nos ha dicho que viajar para ellos es una pérdida de tiempo, que no le encuentran el sentido de llegar a un lugar para mirar nuevas culturas o paisajes o ver algo diferente y que prefieren su propio barrio. Esto es como quienes eligen casarse, tener hijos y una casa. Nada está bien o está mal si sabemos de qué estamos hablando. Es simplemente otro tipo de elección.

#Mil excusas, ninguna razón

Cuando no hay más excusas, vienen las super excusas: Se me inundó la brújula, entró un virus en el GPS, me duele el meñique o no encuentro buenas zapatillas de treking.
Una de las más usadas es “tengo miedo”. Viajar por mucho tiempo no es lo mismo que hacerlo por poco pero tampoco es tan diferente. Ser viajero en el mundo es una gran ventaja y se te abren puertas que siendo local muchas veces no las vemos o simplemente no tenemos acceso. No hay razones para tener miedos más que a nosotros mismos y a nuestra mente, donde el temor al fracaso es nuestro único enemigo.
La amabilidad, el respeto, la humildad y sobre todo una sonrisa pueden lograr cosas mágicas que si pagamos un tour, no podríamos obtenerlas. La observación detallada del comportamiento de nuestro alrededor es clave. Si vemos como la gente normalmente se saluda y cuáles son los códigos físicos entre ellos, entonces podemos llegar a integrarnos más fácil.
Si queremos viajar solo tenemos una opción: viajar. De otra manera podemos pasar la vida esperando el momento correcto para hacerlo o el compañero ideal. Sin embargo, somos nosotros los únicos que podemos generarlo.
viajar sin excusasYa sabes… si querés viajar: no te preocupes tanto por el dinero, siempre vas a encontrar la forma, el lugar y el momento adecuado. Elegí un destino, pone una fecha y arma un plan.  Si tenes hijos comprate una mochila con sillita para llevarlo y un buen protector solar para ellos! No te mires al espejo ni mires tu acta de nacimiento. Aprendé algunas palabras del idioma del país al que vas a visitar y sonreí más seguido. Guardá la brújula en un lugar seco. Hablá con la mayor cantidad de gente que puedas en el camino. Experimentá todos los días una experiencia nueva. Usá tu sentido común.

Mientras tanto, no te lamentes de no estar viajando, disfruta donde estás, con quién estás y la planificación de tu nueva aventura. Cada etapa tiene un gusto diferente y es parte de la vida poder aprender a disfrutar de cada una. 

, , ,

17 Responses to 10 excusas para no viajar y 20 razones para sí hacerlo

  1. Diego 24/05/2018 at 2:35 pm #

    Hay que ser cortito para pensar que a uno le tiene le gustar lo mismo que a ti.

    NO ME GUSTA VIAJAR ¿QUE PASA?

    • Alvaro Fiore 21/06/2018 at 1:43 am #

      También hay que serlo para escribir una bardeada y no saber expresarse…. 😛

  2. Jack 31/12/2014 at 8:13 pm #

    La primera vez que conocí este blog leí la nota “vidas nómadas”, y es una de las cosas más inspiradoras que he leído en mi vida.
    Creo que soy el único que no escribirá algo sobre viajar. Me pareció muy curioso lo que Álvaro sobre que no controlamos nada en realidad. Me encantaría que hablaras sobre eso. Un afectuoso saludos de un vecino chileno.

  3. María 10/06/2014 at 9:31 pm #

    Hermosa nota, cuanta verdad el estar perdido con el mapa en la mano y darte cuenta que se te termino el mapa pero el camino sigue y empezas a comunicarte con la gente y encontras complicidad con otros que estan igual que vos. Y dar vuelta en una esquina y te encontras con la Fontana Di Trevi como me paso en Roma. O bajas por un camino y caes en una playa paradisiaca como en Buzios. Gracias a Dios he podido conocer muchos lugares y Gracias a Dios se que me faltan muchísimos mas!! Chicos viajar es mágico!! Chicos los banco!!

  4. Brenda 04/06/2014 at 4:07 pm #

    Mi idea es salir en Enero 20015 y estoy en este camino, sacando todos mis temores de encima!!!!! Mas aun siendo mujer. Muchas gracias por tal relato!!! Esto inspira aun mas y mas!!!! VAMOS!!!!!!

    • María 10/06/2014 at 9:33 pm #

      Sin miedo con mapa y relaja que el viaje empieza desde que te haces la valija y no termina nunca porque todo queda en tu cabeza y es genial!!

  5. nuria 01/06/2014 at 1:27 pm #

    Que buen post chicos!!! Gracias por compartir estas cosas… en este momento de mi vida es necesario y es un empujón mas para animarme. Muchos éxitos, buenas vibras y bendiciones!!! Un beso grande!!!

  6. Fede 29/05/2014 at 2:19 pm #

    Che buena idea, pero andá a explicárselo a nuestra querida presidenta y la reputa madre que la parió la concha de su hermana. Acá no junto ni para vivir hermano…como mierda hago para salir de este país de mierda?

    • santi 30/05/2014 at 4:54 pm #

      si queres viajar te tomas el palo y siempre hay forma de subsistir otra cosa es que pongas excusas para quedarte!

  7. Federico 28/05/2014 at 6:04 pm #

    Chicos, después de pasarle el blog a una amiga para que lo lea, surgió una duda más que por ahí estaría bueno que cuenten como lo manejan…
    Tema SALUD: Como tienen cubierto este tema si es que lo tienen cubierto? Tienen algún tipo de cobertura? acuden a la salud publica en donde estén en caso de que la necesiten?
    Gracias y saludos!

    • Alvaro Fiore 28/05/2014 at 7:04 pm #

      Hola Fede! ¿cómo andas? últimamente no tenemos cobertura médica porque se nos termino el contrato, pero hasta este año teníamos un seguro médico el cual nos cubría todo lo que necesitábamos. La última vez que necesitamos asistencia, nos acercamos a un hospital público en India, y nos atendieron perfecto, inclusive nos salió muy barato. Algunos países tienen asistencia medica gratuita, pero en otros te sale carísimo.
      Espero que te sirva la respuesta!
      Un abrazo grande!

  8. Marcelo 27/05/2014 at 5:56 pm #

    Otra entrada, post, muy acertado ! Cuanta verdad en vuestro texto !
    A seguir escribiendo Laura y Alvaro !
    …. 🙂

  9. Fernando Delgado 27/05/2014 at 5:12 pm #

    Simplemente el mejor artículo que he leído!!! inspirador, sensible y muy real. Gracias por sus palabras. Mis mejores deseos en esos caminos infinitos, ciudadanos del mundo.

  10. Ana 27/05/2014 at 4:08 pm #

    ¡Qué palabras más alentadoras! Cada vez tengo más metido en la cabeza que quiero la experiencia de un viaje largo

  11. Al Kleiman 27/05/2014 at 2:28 pm #

    ¡Qué alegría al recibir un mail diciéndome que había una actualización! Estoy de acuerdo con cada una de sus palabras. Les mando un fuerte abrazo.

  12. Vic 27/05/2014 at 1:00 pm #

    Excelente chicos… .una masa! para los que aun no se animan a dejar de lado las excusas y para los que nos animamos pero todavía sufrimos de “pánico escenico” antes de salir a la ruta 🙂 gracias!!

  13. Car 27/05/2014 at 11:35 am #

    Me encantó chicos!!
    Cuanta verdad hay en sus palabras! Describen muy bien lo que muchos sienten/sentimos antes de viajar.

    Ojalá cuando lleguen podamos encontrarnos personalmente!
    Besote grande!!

Deja un comentario