Top menu

“La Holi” el festival de los colores más importante del mundo

La “Holi” es la fiesta de los colores más grande del mundo y durante el primer domingo de marzo con luna llena, India se llena de alegría, diversión y colores. Es una de las dos celebraciones más importantes para el hinduismo. En cada lugar del país se festeja en forma particular. Nosotros, elegimos presenciarla en la ciudad de Jodhpur, Rajastán. Vale aclarar que en este momento del año, ni los perros se salvan.perro en Holi India

¿Dónde nace la “Holi”?
Según la mitología esta celebración se remonta a la historia de Hiranya Kashipu. Él era el rey de los demonios en la antigüedad, tenía una bendición y era que nadie podía matarlo. Por esta razón, él mismo se consideraba equivalente a Dios e insistió en que sus súbditos deberían adorarlo en lugar de adorar a los dioses. Su hijo, Prahlad, era un fiel devoto del Señor Vishnu (el dios que conserva) y se opuso a la decisión de su padre. Ante esta desobediencia el padre trató de matarlo muchas veces, pero dado que su hijo tenía el mismo don, el niño siempre salió ileso. Un día, Hiranya Kashipu decidió prender fuego a Prahlad, quien estaba sentado en el regazo de Holika, la hermana de Hiranya Kashipu. Holika tenía una manta que la protegía del fuego. Pero fue en ese momento que la manta se voló y ella murió en las llamas mientras que Prahlad se salvó nuevamente. Holi (proviene de Holika) se celebra como la victoria del bien (representado por Prahlad) sobre el mal (representado por Hiranya).
El día domingo se encienden hogueras frente a los templos para rememorar esta historia y los adultos beben “bhang” (bebida de leche mezclada con marihuana).
Otros cuentan otra versión sobre el nacimiento de Holi. En la India, un dios siempre esta representado por 3 aspectos: femenino, masculino y un niño. Es por eso que siempre vamos a ver una pareja con un hijo en representación. Krishna (parte masculina del dios) cuando era niño tenía la piel oscura y mientras que su amiga Radha (la parte femenina de dios) tenía la piel clara. Krishna se queja con su madre sobre esta injusticia de la naturaleza. Su madre, Yashoda, le dice a su hijo que coloree a Radha con el color que quiera. Así es que Krishna polvorea a Radha con colores oscuros para que ella se parezca a él.
Qué es la Holi

La ciudad elegida…
La fiesta de los colores se aproximaba y nosotros ya estábamos presentes en el estado de Rajastán. En principio no sabíamos exactamente cuál sería la ciudad que elegiríamos para celebrar la Holi. mapaTanto nos habían asustado sobre la locura que era esta fiesta en la calle que no sabíamos si arriesgarnos a festejarlo en una ciudad grande o hacerlo en un pueblo fuera de peligro. Este “peligro”  se debe principalmente a que los indios suelen estar bastante alcoholizados en estas celebraciones (y exitados), lo cual puede resultar un poco peligroso o incómodo en especial para las mujeres. Como siempre, tomamos con cautela lo que nos advirtieron, pero de todas formas queríamos comprobar si esto era realmente así.
Así fue que empezamos a buscar una ciudad que no fuera muy grande ni tampoco muy chiquita, queríamos hacer fotos, movernos por cuenta propia y encontrarnos con  la espontaneidad de la gente local en pleno festejo y ademas tener un buen contraste con el ambiente.
Después de estar viajando por unas semanas por algunas de las ciudades de Rajastán, fue la ciudad de Jodhpur la que se ganó nuestro corazón. Allí sentimos la seguridad que necesitábamos, a pesar de no tener idea de cómo eran las celebraciones. Lo que mas nos atrapó de este lugar, en lo personal, no fueron solo sus paredes azules, su gran “fuerte”, ferias e historia, sino también, su gente. Era un lugar perfecto para perderse entre sus callejones azulados, ya que cuando lo hacíamos, las personas locales cálidamente nos invitaban a pasar a sus casas y tomar el té con ellos o compartir el momento.
Gracias a la hospitalidad que vivimos días previos a la celebración,  sin darnos cuenta, ya teníamos diferentes familias a quienes visitar durante el festival. Esto nos daba ganas de salir a la calle sin temor.holi manos India

Nuestra primera Holi en Jodhpur
Durante las semanas previas a la celebración, ya se comenzaban a ver por las calles puestos exclusivos vendiendo polvos de colores, pistolas de agua y demás accesorios. Todo el clima de carnaval se comenzaba a sentir. Los niños con sus bombitas  (globos rellenos de agua) jugaban en los callejones azules de la ciudad y hasta que no llegó el día de la celebración, respetaban a quienes pasábamos caminando jugando solo entre ellos.
Este año (2014) la Holi comenzó  un domingo a las 8 de la noche y duro hasta el lunes a las 14hs. Durante el día domingo, todos estaban en la calle comprando armamento para bombardear con polvos de colores y tinturas.  Como no queríamos quedarnos atrás, nos encargamos de comprar municiones y armar nuestras pistolas artesanales. El precio de la bolsa de polvo  de 100gr costaba 5RMB, pero, por ser turistas intentaban cobrarnos 20 RMB.polvo de color Unas horas antes de que comience la celebración, salimos a pasear “básicamente equipados”. Con esto quiero decir, con ropa nuestra y con la cámara poco protegida.  Queríamos  tantear el ambiente. Nos contaron que los indios son muy puntuales con el inicio y finalización de la celebración, así que salimos poco preparados.  Comenzamos a caminar y escuchamos una música que nos atrajo y nos condujo hacia un templo. Le pedí a Alvaro que me esperara, que quería ver qué pasaba ahí dentro. Entré totalmente inocente y me encontré con muchas indias con caras de buenas, aparentemente pasivas,  cantando canciones festivas. Pedí permiso para tomar algunas fotos y sentarme ahí con ellas. Entre canción, sonrisas y canción… sin darme cómo paso, en un momento termine siendo el blanco perfecto para colorear y ser bombardeada con pétalos de flores… Parecía que colorearme a mí, a la curiosa que estaba tan limpia hasta ese momento (o quizás me tomaron de Radha), tenía un sabor especial.  Al comienzo tímidamente acepte que me bombardeen con alegría, pero a los minutos y sin piedad tuve que empezar a polvorear  yo también. indias en holiSeguimos caminando entre los recovecos de la ciudad pensando que ya estábamos lo suficientemente coloreados. Pero parece que estábamos equivocados. En un callejón sin salida fuimos emboscados, se podríamos decir que por una “pandilla de niños” hambrientos de diversión y armados con artillería pesada. Yo me salvé, ya que una india me vio y me hizo entrar a su casa, pero Álvaro, no tuvo la misma suerte. Él fue la principal víctima de la bandada de chicos armados de colores.  Pero lo mas importante de esta fiesta es no quedarse atrás y festejar junto con ellos, así es que se vio obligado a divertirse con los niños y a bañarlos con colores mientras todos corrían entre los callejones azules de Jodhpur. Nos rendimos a la situación y nos divertimos mucho. Nos entregamos a recibir baldes de agua, puñados de polvos de colores y risas. Podríamos decir que esta caminata fue una especie de bautismo en relación a lo que nos esperaba el día siguiente. A partir de esta situación, nos equipamos. Conseguimos más colores y mejoramos nuestras pistolas, compramos ropa usada en la feria, un par de anteojos y preparamos nuestras cámaras para que no se dañen con el polvo y el agua.holiFestejando Holi El domingo por la noche en todas las intersecciones de la ciudad, la gente local prendió una fogata, dando por comienzo la celebración.  La gente festejo allí alrededor del fuego en forma pasiva, para dejar la guerra de colores y la gran celebración para el día siguiente, lunes. Si hay algo que notamos  y como dijimos antes, también nos lo comentaron, es que son muy puntuales y conservadores con esta tradición. La celebración comienza y termina en determinando horario, asi como nosotros festejamos la navidad después de las 12 de la noche. También, nos sorprendió que hubiera desde el primer hasta el último minuto seguridad policial en cada intersección de la ciudad.
Al día siguiente, lunes a las 8:00 am ya estábamos bien despiertos y armados de colores. Nos asomamos a nuestro balcón y el aire de guerra de colores y alegría ya se respiraba. Silencio, calles vacías, algunos parlantes de a poco comenzaba a prenderse. A la media hora, ya medio aburridos, llenamos nuestras botellas con colores y comenzamos a atacar con nuestra pistolas de agua, desde el balcón, a los niños que pasaban. Como les encantaba, nos disparaban también coloreando todo el hostel, pero nada más. En ese momento nos dimos cuenta que nos preparamos mucho pero  nuestro balcón era un fracaso. Decidimos salir a caminar por ahí. El clima no parecía tan terrible como decían.fogata holi Mientras deambulábamos por la calle, los que pasaban en moto se tomaba el trabajo de frenar, pedirnos permiso y una vez que lo conseguían y con todo derecho nos coloreaban sin piedad al grito de “Happy Holiiii”. Claro, cumplir con la obligación de dejarse colorear nos da el derecho de colorear a los demás.  Al principio siempre con mucho respeto. En mi caso, no hubo ningún hombre que no me haya preguntado antes de pintarme. Parecía que la clave del éxito en esta celebración era no resistirse porque si lo hacías, te tiraban polvo en los ojos o te corrían entre varios. Así que optamos por poner la cara y dejar que nos polvoreen suavemente con sus manos. Estar en la calle durante este día significa participar de la Holi y si no estas interesado, entonces quedate en casita.
A medida que se acercaba el mediodía grandes grupos de vecinos comenzaba a agruparse en distintas zonas de la ciudad con grandes parlantes. En especial niños y hombres bailando en la calle alegremente. La Holi se estaba convirtiendo en una gran fiesta. En algunos lugares había quienes tomaban alcohol y en otro solo bailaban.
El flujo de gente aumentaba y nosotros todavía no habíamos encontrado nuestro lugar, íbamos de aquí para allá sacando fotos, polvoreándonos y buscando un lugar perfecto para quedarnos. Sabíamos que el horario pico de la fiesta sería a las 12 del mediodía (la celebración terminaba a las 14.30hs) y ya estábamos en hora.holiholi En un momento, pasó lo que no tenía que pasar, nos separamos y nos perdimos. Álvaro fue a sacar unas fotos a la esquina y cuando volvió yo ya no estaba. El dueño de nuestro hostel con su esposa, cerraron el alojamiento y me hicieron subir a su moto para llevarme a la casa de sus familiares para que festejemos la Holi con ellos. Insistí en que quería esperar a “mi marido”, pero me prometieron que después vendrían a buscarlo. Así que confié en ellos y nos fuimos a un barrio vecino. Cuando llegue me hicieron entrar como cual estrella de rock, rápido y tapada, a la terraza de la madre de la dueña del hostel. Su casa, daba justo a unos 30 metros de una intersección de calles donde se encontraba, para nosotros, una “fiesta perfecta de Holi”. Una fiesta a la cual hasta que  no llegara “mi marido” yo no iba a poder participar. Parecía que el plan de las mujeres del barrio, todas agrupadas dentro de sus casas, era que tanto ellas como yo, festejáramos entre nosotras y  mirando como los hombres se divertían. Me enojé un poco con la situación, primero, porque mi marido no estaba, segundo, porque no me dejaban salir, y tercero y principal,porque no veía bien desde la terraza de ellas.  Respetando  su tradición de que las mujeres no participan a la par de los hombres además que ellas querían cuidarme, les pedí que por favor me ayudaran a subir a la terraza que estaba justo a dos metros sobre el nivel de  “la fiesta”. Así fue que las mujeres se gritaron de terraza en terraza, y una nena de 8 años, me vino a buscar, me llevo de su mano hasta la terraza que yo quería.holiCada ciudad tiene su particularidad y la de Jodhpur es poner una especie de olla gigante con agua de color, para sumergir cuerpo y cabeza entera a cada persona que pasa por el lugar. Pero, en la intersección que estábamos, era bastante especial, porque no solo participaban los vecinos, sino que, no había una persona que pase por allí y que no la obliguen a sumergirse. A los que pasaban en moto, los frenaban, les apagaban el motor, tomaban sus llaves, celulares y billeteras sosteniéndolas por unos segundos en alto, mientras que otro grupo de hombres sumergían a la víctima. Era una parada obligatoria. Algunos se entregaban resignados asumiendo que así es la Holi y que cayeron en el callejón equivocado, otros, parecían temerle al agua, oponiéndose con total resistencia al tema, pero de todas formas, no se salvaban. Todos eran invitados amablemente o por la fuerza a tomar su baño de color.holi en JodhpurLa clave, una vez más, parecía ser entregarse a la situación. Entre moto y moto, adivinen ¿quién llego?. Álvaro, quien por supuesto no se salvó del agua, y luego de la zambullida fue integrado como un indio más del grupo. Al principio se sintió incomodo, ya que se encontraba bailando entre hombres a muy poca distancia y que se tocaban y hacían coreografías. Algo que toda su vida vió como “cosa de mujeres”, tuvo que entenderlo y aceptarlo: así era ahí. No habían segundas intenciones. Sus prejuicios arraigados de occidente le resultaron anticuadas ante una sociedad que inocentemente se divierte y disfruta de la alegría de este día. Música, cariño, alegría y respeto. Eso fue holi para nosotros.festejo de holiholi Yo como mujer, me sentí cuidada, tanto por los hombres como por  las mujeres. Al comienzo hubo chistes hacia Álvaro, le pedían que yo baile entre ellos, pero cuando él marcó los limites, nadie más hizo ningún comentario hacia mí. Yo mientras tanto, seguía hipnotizada mirando como los hombres se relacionaban entre sí, cómo bailaban, se manifestaban su afecto y alegría, por dentro de mí sentía que quería ser uno más de ellos en ese momento.  Pero, esa no era una opción, esta vez me tocó vivirlo como una mujer india.  Observando a los hombres divertirse y tirándonos colores entre nosotras y los niños.
Nosotros no queríamos tomar alcohol ni nada que nos saque de sí, normalmente no lo hacemos, no tenía sentido empezar ahí. Nos ofrecieron algo para tomar, pero no sabíamos qué era así es que lo rechazamos, pero, nos insistieron mucho diciendo que era solo leche caliente. Vimos que tanto los adultos como los niños lo estaban tomando así que lo aceptamos. Al final de la Holi, nos enteramos que era “bhang”, pero muy rebajado para que los niños puedan tomar. Su efecto fue muy leve y cuando nos quisimos dar cuenta de que estábamos raros, ya la fiesta había terminado.foto de la holi en jodhpur

Tips para mujeres y hombres que quieran festejar la “Holi” con gente local
Evitemos llamar la atención

A pesar de que nadie se salva de ser coloreado en la holi, el turista pasa a ser un blanco perfecto al pasar por delante de un grupo de indios.
Mientras estuvimos en la celebración, notamos que especialmente los turistas vestían por la tradición todos de blanco. El problema de esto,  en el caso de las mujeres, es que la ropa comenzaba naturalmente a transparentarse por ser blanca y terminaban correteando con las micro bombachas y corpiños de color mientras todos los hombres las corrían. En fin, eso no pasó desapercibido para nosotros por lo que muchos menos para los indios.  Ellos,  no acostumbran a ver este tipo de escenas más que en las películas.
Vistámonos lo más parecido a ellos posibles y no provoquemos situaciones incomodas. Por mas que nos digan que ese día hay que vestirse de blanco, miremos y no creamos en todo lo que nos dicen.holi Pasear temprano
Si queremos perdernos por ahí y ver como se festeja la holi, aprovechemos que la celebración empieza a la mañana temprano y salgamos a pasear antes que  los que beben les suba el alcohol a la cabeza. En el horario pico de la holi, intentemos ya estar acomodados con un grupo de personas y no movernos demasiado ahí hasta que la celebración termine.
Los nenes con los nenes y las nenas con las nenas
En la holi, se arma una gran fiesta, mucha alegría y una música que dan ganas de mover las caderas. Pero, en el caso de los adultos los hombres se divierten con los hombres y las mujeres con mujeres, a no ser que estén presentes sus parejas. Por lo menos eso fue lo que presenciamos en Jodhpur.  Los hombre bailaban cariñosamente con sus amigos y vecinos, mientras que las mujeres lo hacían entre ellas en un mismo lugar o separadas.holi Rendirse a la situación o no salir del hostel.
Hay algo que tenes que saber y es que si saliste de tu alojamiento en plena holi, no vas a salvarte de ser coloreado o mojado. Es como cualquier carnaval. Así que si te querés divertir, compra polvo de color, pistolas o lo que gustes y salí a jugar. Si no te gusta, tenes la opción de quedarte en tu hostel, muchos tienen restaurantes incluidos  o podes comprarte provisiones, por lo que no te va a faltar nada.
Compartamos la celebración con una familia y sus vecinos.
Cuando estamos con una familia, siempre vamos a estar más cuidados ya sea por las mujeres o los niños, ya que los hombres suelen estar más entretenidos jugando o bailando entre ellos.
En un vecindario todos suelen conocerse por lo que es menos probable de que alguien nos falte el respeto.
Consejo a los hombres
Los indios son muy afectuosos entre ellos y bailando son muy especiales. A diferencia de nuestro país o el resto del occidente, la distancia entre ellos literalmente es muy corta, lo que suele inhibir a los turistas.  Que te toquen o se te acerquen mucho mientras bailan no significa que quieran sexo con vos o les gustes. Ellos son así y es su manera de bailar. Los indios aman la música y bailar coreografías.  Las canciones or lo general pertenecen a alguna película de Bollywood, el cine indio, y si con anticipación mirás la coreografía luego podes sorprenderlos con algún pasito. También vas a notar que se repiten la mismas canciones de la cuales se saben cada paso más de una vez en 10 minutos. Si queres pasar un buen momento y disfrutar de la fiesta entonces te recomendamos dejar tus condicionamientos de lado y disfruta de la celebración.
El otro tip es que evites tomar demasiado alcohol o probar el “bhang”. No te olvides que estas en otro país y estás jugando de visitante, si queres probar cosas nuevas quizás sea más conveniente que lo hagas en un lugar mas tranquilo.hombres en holi Cuando  termina la Holi
Cuando terminó la celebración a las 2pm en Jodhpur, la misma gente que estaba celebrando comenzó a limpiar la calle y luego de un momento a otro cada uno se fue a su casa. En nuestro caso, no nos dejaron volver solos al hostel.  Uno de los bailarines mas destacados de la tarde se ofreció a llevarnos en moto hasta nuestro alojamiento.
La razón por la que no nos permitieron volver solos es que como muchos toman alcohol y demasiado Bhang, al igual que en cualquier lugar del mundo, no son conscientes de lo que hacen. Por lo que recomendamos evitar volver caminando si estamos lejos, busquemos algún taxi o mejor que nos lleve alguien de confianza.
Holi para turistas en Jodhpur
Si después de nuestra experiencia sentís que no es así como queres vivir la Holi en Jodhpur, este año el municipio organizó (un día antes de la celebración) una “Holi para turistas”. Fue en una terraza cerrada con solo acceso a turistas, medios de comunicación e indios animando la celebración. Llegamos al final del evento, pero parecía que los turistas se habían divertido bastante y ellos eran centro de atención.

 


,

3 Responses to “La Holi” el festival de los colores más importante del mundo

  1. Liliana 02/03/2015 at 12:27 pm #

    Hola Laura y Alvaro, o como muchas veces los llamo ” Hola Chicos”.
    Cada vez estoy más cerca de mi gran decisión!! Comenzar a ser del mundo, un rinconcito mío por el tiempo que estaré en él.
    Gracias por todos los aportes informativos de cada lugar que a mi, me ayudó muchísimo!!
    Tuvieron claro desde un principio por donde comenzar?? Yo estoy muy indecisa jajajaja Saludos

    • Laura 09/03/2015 at 4:13 am #

      Hola Lili!!! que lindo leer lo que nos escribís!!
      Que hermosa decisión y que bueno que te largues al mundo! 🙂
      Desde un comienzo nuestro gran objetivo era India, pero con el tiempo y circunstancias fuimos cambiando el modo de llegar hasta ahi sacando y poniendo países. Nose si nuestro comienzo es un gran ejemplo, pero si quizas sea mejor compartir lo que sentimos que aprendimos.
      Para elegir un destino de comienzo esta bueno saber qué es lo que buscas de tu viaje. Por qué queres viajar? qué buscas?. Buscas aprender algo en particular que esta ahí afuera? o salís a buscarte a vos?. Viajas emprendiendo algún proyecto o pensas viajar por viajar y que la ruta te sorprenda?. Son preguntas que esta bueno hacérselas para aclarar el panorama. Buscas historia, naturaleza, contacto con la gente local? que crees que buscas? que esperas de tu viaje?

  2. Fran 20/02/2015 at 1:18 pm #

    Hola! Los alérgicos a las flores nos encerramos con 5 trabas en el hostel, no? O de que son esos polvos de colores?

Deja un comentario