Top menu

Destinos de “Té con miel mirando la luna” (Luna de Miel)

Alguna vez dimos por hecho que la gente hoy en día ya no se casa. Por mucho tiempo y en muchos lugares, repetimos la típica frase: “no necesito firmar un papel para comprometerme con alguien”. Sin embargo charlando con nuestra amiga Loli, especializada en fotografías artísticas de bodas, nos dimos cuenta que su agenda siempre está llena. A esto también le sumamos todos los mensajes que nos llegan consultándonos acerca de qué destinos elegir para luna de miel y alguna que otra invitación de casamiento (mentira, esto nunca pasó!). Esto nos hace reconsiderar nuestra premisa “Hoy en día ya nadie se casa” y empezamos a respetar más el tema ya que, evidentemente, muchos siguen eligiendo el casamiento por diferentes razones y lo celebran con un viaje. De todas formas esta nota va dedicada no solo a los recién casados viajeros, sino también a aquellos que están buscando compartir un viaje como pareja, tal como nosotros lo hicimos.
Como decíamos, muchos recién casados nos escriben en el blog consultándonos dónde ir y qué hacer para su luna de miel en base a los destinos que nosotros ya visitamos, pero la verdad es que a veces se nos hace un poco difícil recomendar un destino de luna de miel cuando en realidad, nosotros nunca experimentamos lo que es una luna de miel. Sin embargo el no habernos casado no quita que no hayamos visto muchas lunas durante nuestro viaje tomando un té con miel en algún lugar romántico y acaso… ¿esto no cuenta?. Creemos que sí, vamos a probar entonces.

6

Pero primero, definamos el termino principal… ¿Dónde nace la “Luna de Miel” ? Parece ser que la “Luna de Miel” nace a partir de costumbres nórdicas donde los matrimonios recién casados deben tomar hidromiel (una bebida alcohólica compuesta por agua y miel fermentada) en su boda y en la primera lunación después de la misma para ser bendecidos por los dioses. Se dice que la pareja sigue estando de “novios” hasta que su viaje de luna de miel termina. Todo esto lo bajamos a nuestra realidad y atando cabos llegamos a la conclusión que, nuestro té con miel diario no está fermentado; el papel legal nunca lo firmamos, en cambio, decidimos usarlo para escribir nuestros sueños; la celebración la hacemos cada día con amigos pero más que nada con muchos desconocidos; y además de todo, nos sentimos bendecidos por muchos dioses chiquititos. Podríamos decir que ¿seremos eternamente novios hasta que nuestro viaje de té con miel termine? No lo sabemos, pero nos gusta la idea de sentirnos en una eterna luna de miel. Volviendo  a lo que nos incumbe como viajeros… ¿Cual es nuestra idea de un viaje en pareja? ¿aventura? ¿romanticismo? ¿Comodidad y relax? ¿Compartir el viaje con otras parejas? ¿Riesgos y nuevas experiencia? ¿algo más místico? Son muchas las opciones, pero nosotros solo podemos hablar de lo que conocemos. Bueno para los que ya nos leen desde hace rato saben que nosotros somos amantes de la naturaleza y que el lujo y las comodidades no son nuestra prioridad. Nos gusta que nuestro viaje tenga un poquito de todos los condimentos. Un poco de sal, otro de azúcar, un poquito de chilli y otro de canela. Irnos de “Té con miel a mirar la luna” para nosotros es elegir destinos donde podamos apreciar la naturaleza en su máxima expresión y donde también disfrutemos explorar de a dos.  Es por eso que a partir de esto les contamos a ustedes, parejas legalmente casadas o sin papeles, nuestros destinos preferidos para experimentar de a dos.

Nuestros 5 destinos no convencionales y preferidos por nosotros para irnos de “Té con miel a mirar la luna”

#1 – Dahab, Egipto

Dahab es el destino que elegiríamos si quisiéramos caminar unos metros desde la habitación a la playa, calzarnos el equipo de snorkel y sumergirnos en el mar para admirar unos de los paisajes subacuáticos más lindos del mundo. Es el lugar al que iríamos si quisiéramos ascender el Monte Sinai durante la noche y presenciar los primeros rayos del sol al amanecer. Es donde haríamos base en un campamento beduino como Ras Abu Galum  y también snorkel mientras vemos esconderse el sol, y en particular, ver desde Egipto el ascenso de la luna llena sobre Arabia Saudita.desierto y mar en Dahabmonte sinaiDahab es un destino turístico pero del tipo rústico y económicamente accesible si lo comparamos con Sharm el sheikh. No es elegido por los amantes del lujo, las fiestas y los quieren disfrutar playas de arenas blancas. Este lugar  es diferente y eso lo hace especial.
Al llegar en temporada baja, pensamos que era un destino a medio hacer, calor, silencio y construcciones sin terminar. Aunque al comienzo sentíamos que el mar se encontraba muy lejos, sospechábamos que la belleza de este lugar se escondía ahí. Así que caminamos entre los corales muertos de la costa del mar rojo con unas zapatillas náuticas, y  cuando nos sumergimos entendimos qué es lo que hace a este destino tan especial a diferencia de otros.
Sobre la costanera podemos encontrar hoteles y restaurantes a un precio razonable en los cuales se pueden regatear, especialmente en temporada baja. También siempre está la opción de los restaurantes locales con precios aún más accesibles. nemo en mar rojo

#2 – Leh, Ladakh, India

Leh, ubicada en la región de Ladakh, es un lugar que definitivamente no elegiríamos para descansar pero si para desconectarnos del mundo que ya conocemos. Es un destino para sorprendernos, ensuciarnos, comer rico y para desafiar a nuestro cuerpo a un trekking entres las montañas.  Si bien pertenece a India, después de viajar varios meses por el país, nos cuesta creer que seguimos en el mismo. Su cultura es autóctona y al limitar Ladakh con el Tibet tiene una fuerte influencia tibetana, lo que hace del destino algo especial y místico.

_DSC5791 _DSC6618nosotros-dosUna de sus mayores atracciones son las diferentes opciones de trekking. Nosotros participamos solo de dos de ellas, pero por las lluvias, solo pudimos hacer uno hasta el final debido a los derrumbes de piedras.
Hicimos por nuestra cuenta el  sendero que llega hasta Spitok, en el cual nos desafiamos a nosotros mismos a no perdernos, y en especial, a hacer un paso de 4900mts. Nos alojamos en un “Homestay” (casa de familia) de barro, piedra y donde solo teníamos luz natural. La familia tenía una habitación rústica tibetana para compartir con los huéspedes. Más allá de los hermosos paisajes que se presencian en el trekking, sin duda para nosotros, lo más valioso fue ver de cerca cómo viven las personas locales entre las montañas y alejados por completo de la civilización. Una de las cosas más bonitas que tienen las pocas casas que se encuentran en este área, son sus terrazas. Son el punto perfecto desde el cual se puede apreciar el contorno negro de las montañas contrastado por el cielo azul estrellado por detrás, y ni hablar si la luna llena esta presente. Ideal para un té con miel mirando la luna.

#3 – Rajasthan, India

Estos destinos los elegiríamos si somos amantes de la fotografía y quisiéramos perdernos entre los callejones de las ciudades para relacionarnos con la gente local. Son destinos perfectos para toparnos con las costumbres del estado de Rajasthan. Tanto Jaisalmer, Pushkar, Jodhpur son lugares muy tranquilos los cuales aprovecharíamos para recorrerlos a pie. Visitaríamos sus templos, palacios y sus fuertes. Particularmente en Jaisalmer podemos vivir la experiencia de dormir en una manta sobre la arena mirando las estrellas en el desierto. En Pushkar, sentarnos en el lago de Bakshi & Ankur Mahajan y presenciar las ofrendas darías o visitar uno de los pocos templos a Brahma que existen en India. Y en Jodhpur, ademas de subir a su impresionante fuerte, podemos perdernos entres sus mercados y casas azules para conocer gente local y compartir un chai con ellos. También, estos tres destinos son perfectos para coincidir con una celebración local, como por ejemplo la Holi y ver desde cerca como la gente local lo celebra. desierto_DSC3158_DSC2957Festejando Holi

#4 – Pulau Kapas, Malasia

Es la isla de Malasia que elegiríamos por no ser tan turística como la popular Pulau Perhentians. Es la que nos ofrece la oportunidad de cruzar la isla de un lado al otro a través de su pequeña jungla, esquivando troncos caídos, viendo diferentes especies de animales y saltando charcos. Es donde disfrutaríamos por completo de la playa e iríamos de la lona al mar y del mar a la lona. Es perfecta para hacer snorkel. Es la preferida de los que no buscan fiestas y prefieren más la soledad de la pareja.kapas2kapas1

#5 – Bagan, Myanmar

Nuestro último destino recomendado, (aunque la verdad es que nuestra lista podría ser mas extensa) para quienes buscan contacto con otra cultura, paisaje y un toque místico, es Bagan, la ciudad de los templos, en Myanmar. Bagan es uno de nuestros destinos mas raros visitados en nuestro viaje, ya sea por su paisaje como también por las costumbres y las celebraciones que tuvimos suerte de disfrutar. En Myanmar existen otros destinos tales como Lago Inle, la playa Ngwe saung o las montañas de Hsi Paw, donde podemos visitar y disfrutar como pareja y encontrar la magia de Myanmar.

_DSC6059 _DSC7165

¿Y los precios?
Ahora quizás estés pensando que estos destinos son muy lejanos y carísimos. Quizás sean lejanos, pero la mayor inversión seguramente lo hagas en el transporte, aunque si buscas bien es posible que encuentres vuelos baratos u ofertas con los que ahorrar en el viaje
Hemos visitado estos lugares con un presupuesto promedio diario de 6 usd por persona en adelante (con comida, alojamiento y sin lujos). Si querés comodidades y contás con pocos días siempre podes pagar más, nadie se va a ofender. De las opciones que te presentamos quizás Dahab sea en la que gastes como base unos 12 USD por día por persona en adelante.

Esperamos haberte ayudado a elegir un destino nuevo o a soñar con conocerlo algún día.  Todos los destinos que presentamos son aptos para viajeros con presupuesto ajustado y para los cuales la comodidad no es la prioridad, pero si, ver un paisaje especial y compartirlo de a dos.

No comments yet.

Deja un comentario