Top menu

Australia Occidental – Western Australia: Coral Bay

Lau: – Estos australianos son muy miedosos o demasiado delicados, ¿no? Mirá como entran en puntitas de pie y despacito al mar. Están en la orilla!
Alvaro:- Ni que hubiese tiburones blancos! Ahora les muestro cómo es una picadita, chapuzón y panza al agua!

Quince minutos más tarde y con el agua por debajo de las rodillas, los dos argentos intentando entrar al mar por primera vez en Australia…

Lau: -Pará! Se movió algo grande!
Alvaro: Eh?? Dale! No me jodas! Estamos en la orilla! Entra de una vez!
Lau:- Te digo que algo graaaande eh. Vi la sombra! Mira ahí! ¿Una raya? ¿En la orilla? Nahh
Alvaro: No, es una, son dos. Naah. Paraa despacito! Ahí hay otra!! Tres y ahí cuatro! Mira ahí otra más! ¿Dónde me trajiste?
Lau:- Te dije que estaba esperándote a vos para meterme a mar ¿no? Algo raro había que los locales se metían despacito.

Caminando por la peninsula

Caminando por la peninsula

¡Ya llegué a Coral Bay!

Con Alvaro nos tomamos unas vacaciones después de nuestra primera etapa de trabajo en Australia. Cada uno eligió un destino distinto, como se imaginaran… él eligió las montañas, el frío y las actividades sociales: la isla sur en Nueva Zelanda. En cambio, para variar, yo preferí una vez más el calor y el mar. Mi elección fue Coral Bay, un asentamiento turístico en la desolada y salvaje Australia occidental.

Coral BayPensaba descansar sola unos días hasta que Alvaro volviera de su viaje en tierras kiwis. “Sabes que soy un desastre buscando información, no sé si este lugar a vos te va a gustar, pero, tiene olor a mar ;). Te espero allá!”- le escribí a Alvaro por chat.
Dicen por ahí, que aquel que busca, encuentra. Yo busqué, pero a pesar de encontrar tan poca información sobre Coral Bay, simplemente intuía que era el lugar al que tenía que venir a descansar.

DSC_1817Mis condiciones básicas se cumplían: mar, distancias cortas, poca gente y probabilidades de avistar diferente tipo de fauna. Sin embargo, no estaba tan segura dónde estaba yendo. Era el primer destino que elegía de Australia para viajar por ocio y este país, no deja de sorprenderme en muchos aspectos que les contare en algún momento.
“A tal búsqueda, tal resultado”, me dije a mi misma al pisar por primera vez Coral Bay. Todo se veía tan inmenso y tan chiquito. Tan vacío y tan lleno de vida. Tan rojo y tan azul. Todo “tan” “tan” “tan”, que me quede sin palabras y decidí dejar los días pasar para explorar el lugar.

DSC_2233Le escribí Alvaro nuevamente para adelantarle mi primera impresión: “Mira que esto es muy chiquito. Es mar y desierto. El pueblito, por llamarlo de alguna manera, es unas tres cuadras de grande, los precios no son baratos, pero estamos en un hostel con cocina donde podemos cocinarnos. Tenemos panadería y dos almacenes. Tiene un hostel, un hotel, un resort y camping. El mar es turquesa, la gente no se siente, y no tiene montañas! No sé, me encanta. Te espero.”
Todo lo que realmente había, no se veía a simple vista, las cosas mágicas aparecerían solas observando mejor y con el correr de los días. Y las apariciones no eran justamente de seres humanos, sino, de coloridos atardeceres, luna llena, cambios de marea, animales subacuáticos grandes y pequeñísimos. Nos llevó diez días darnos cuenta que, en “Coral Bay”, la vida animal y especialmente la subacuática predomina, se hace ver y respetar. Peces, rayas, tiburones, mantas, cangrejos y corales son mayoría. Alvaro me preguntó el primer día: ¿Dónde me trajiste!? Te traje a un lugar donde jugás completamente de visitante. Donde el mar se quiere comer la tierra roja, donde los canguros buscan alguna que otra sombra detrás de los arbustos, donde los nidos de termitas se asoman como cabezas espiando el horizonte y los cangrejos se esconden bajos las piedras cuando te ven llegar. Un lugar donde las rayas tienen su rutina, donde las mantas tienen sus nombres, donde los tiburones tienen crías en las orillas y las ballenas son el centro de atención. Un lugar donde la marea maneja los horarios, los corales se enredan entre sí y el viento se encarga de cambiar las dunas de lugar. Te traje a un destino con mar, en el cual, a pesar de ser amante del agua, tarde muchos días agarrar la máscara y las aletas y dejarme llevar por la corriente hacia la profundidad. Me preguntaste si tenía miedo, y en realidad, lo que sentía era sorpresa y mucho respeto. Me sentía feliz de estar en la orilla mirando y sin perturbar.

DSC_2442No sé cuánto te gusta a vos el desierto, pero yo empecé a amarlo. Sí. Al principio el rojo, los arboles secos, los pastos amarillos casi sin vida me asustaron. Recién llegados de Bali, nuestro primeros 6 meses en Australia occidental fueron de puro trabajo. Creíamos que estábamos en el outback. Lo bueno de viajar, dicen por ahí, es que uno se da cuenta constantemente que todo pensamiento que intenta arraigarse a nuestras costumbres como prejuicio, debe ser destruido inmediatamente por una nueva idea. En este caso, la idea de desierto, sequedad, calor y tierra roja nos disgustaba. Creíamos que no había nada para ver, hacer o sentir. Que equivocados estábamos. Después de llegar a Coral Bay, esa playa paradisíaca en medio del desierto y la llanura australiana, nos dimos cuenta que donde habíamos vivido antes, Goomalling, no era el Outback (Se llama Outback en Australia a el interior del país, pequeños asentamientos alejados de las grandes ciudades).

Alvaro, desde los -5 grados en Hanmer Spring, Nueva Zelanda a los 35 grados de Coral Bay, Australia Occidental

“Ya estoy acomodada en una habitación para los dos. Va a ser como una pequeña luna de miel. El pueblito es diminuto, pero la playa es gigante y hermosa. Te espero con una playa inmensa para nosotros dos.” decía el mail que me envió Laura antes de que me tome el avión de Nueva Zelanda a Australia.
Fueron 3 días de viaje con escala en Sydney y Perth. Cuando el pequeño avión sobrevolaba la zona de Exmouth, yo miraba con impaciencia el paisaje, desértico y rojo, en busca de la playa turquesa. El aeropuerto de Leamonth queda a unos 25km de la ciudad de Exmouth y a unos 200km de Coral Bay. Lamentablemente no hay muchas alternativas baratas de transporte entre Coral Bay y el aeropuerto. Las opciones son:

  • Contratar un bus privado. Cobran 90 AUD si somos 2 o mas. Si estas solo, 180 aud, solo ida.
  • La otra alternativa mas económica y por la que optó Laura es esperar hasta las 2 de la tarde el colectivo larga distancia que recorre desde Perth a Broome. Este pasa cada 3 días. El costo del pasaje es de 40aud y nos recoge en la puerta del aeropuerto y nos deja en la puerta del hostel en Coral Bay.
  • Alquilar un auto también es otra opción, considerando que cuesta 200aud por día y hay que devolverlo en la ciudad de Exmouth.

Yo no estaba dispuesto a ninguno de estos gastos exagerados y el bus de larga distancia no pasaba por ahí ese día así que tuve que recurrir al autostop. No pasaron mas de 10 minutos que un par de australianos frenaron y se ofrecieron para llevarme.
Al llegar a Coral Bay comprobé lo que Laura había dicho. El pueblito, que no es pueblito sino un asentamiento, tiene un par de edificios para alojar turistas y un par de negocios donde comprar comida, souvenires, una panadería y la playa. Y yo diría LA PLAYA. Pero no porque su agua es cristalina y turquesa o el arena blanca, sino por lo intacto que permanece y lo bien cuidado por quienes lo visitan. No encontramos ni un papel o colilla de cigarrillo en la arena. El agua y los corales se mantienen en perfecto estado. La vida subacuática abunda y los corales están en su plenitud.  Los botes, que por lo general son los causantes de los desastres, salen de un pequeño muelle alejado de la playa principal, deben seguir una especie de ruta marcada por postes y no pueden acercarse a ninguna parte de la orilla. Cuando estábamos ahí y vi aquello, recordaba en Asia, los botes entrando y saliendo por donde se les ocurría y la capa de aceite que suele tener el agua a causa del abuso. El lugar es considerado una reserva y realmente lo es. Definitivamente lo ponemos dentro de nuestros destinos con playas preferidos.
Algunos lugares son difíciles de describir, por eso, siempre llevamos nuestra cámara en mano para mostrarlo lo mas reales posibles. Les dejamos una serie de fotos del lugar y al final de la nota, como siempre datos útiles para los que estén interesados en visitar Coral Bay.

La reserva de tiburones

La reserva de tiburones

Acantilados

Acantilados

Outback

Outback

Cangrejo curioso

Cangrejo curioso

Rayas en la orilla

Rayas en la orilla

Corales que parecen árboles

Corales que parecen árboles

Coral repollo característico del lugar

Coral repollo característico del lugar

Sale asadito para todos

Sale asadito para todos

DSC_1968

Rayas a la vista!

Rayas a la vista!

Me encandila el turquesa

Me encandila el turquesa

Caminata por la península.

Caminata por la península.

Meditación grupal en las dunas

Meditación grupal en las dunas

El hostel

El hostel

_DSC0302

Playa principal

Playa principal

Datos útiles:
Precio del alojamiento: 90 aud por noche habitación doble con aire. 35 aud por persona por noche por una habitación compartida. El hostel donde nos alojamos a cambio de trabajo se llama Ningaloo Club.
Precio en promedio de comida por día: 30 aud por pareja usando la cocina y preparándose la propia comida.
Precio de comida en restaurantes: 5 a 8 aud por un pie, 3 a 5 aud por facturas, 22 aud una comida en uno de los restaurantes más económicos. Los Jueves por la noche hay Roast Night en el resort, por 25 aud por persona, buffet libre.
Transporte: Desde Perth es posible llegar en bus con la empresa Integrity o por avión por medio de Qantas.
Buceo: Existe una operadora de buceo en el lugar. Para consultar precios dirigirse al Shopping Center, nosotros no queremos dar referencias de ellos porque nunca recibimos respuesta de su parte.
Una de las actividades destacadas para realizar en esta zona es el nado con Tiburón Ballena, que esta muy regulado por el gobierno. También es posible bucear con Manta rayas, tiburones (los hay de todos tipos y colores) y tortugas.
El precio para nadar con el tiburón ballena es de 390 aud y la temporada es de Abril a Septiembre.
El buceo cuesta unos 90 aud

One Response to Australia Occidental – Western Australia: Coral Bay

  1. Pablo 06/07/2015 at 11:19 pm #

    Dos cosas para decir: a) las fotos impecables como siempre, dan ganas de tirarse de bomba en ese mar! (a pesar de los tibus!). b) me encantó cómo está escrito porque era como que te estaba escuchando mientras lo leía. Como que andaban más cerca, 😉

Deja un comentario